Tiempo de lectura: 2 minutos

INMUNDIAL – Programa 001

Cada cuatro años el mundo se paraliza por la Copa Mundial de Fútbol, una fiesta deportiva que envuelve muchas historias y realidades que no se cuentan. Inmundial nace desde la necesidad de pensar la futbol desde otras perspectivas, por ellos en nuestro primer programa proponemos mirar al deporte más popular del mundo desde realidad actual de Brasil.

Conversamos con Adriano Belisario, activistas de Rio de Janeiro quien nos cuenta como las ciudades del “Gigante de Sudamérica” hacen de las calles su estadio y de las exigencias de derechos su partido más reñido en favor de la educación, salud y una vida diga.

Porque más allá del futbol está la realidad y el mundial no es solo goles y gambetas te invitamos a escuchar el primer programa de Inmundial:

INMUNDIAL – Programa 002

Después de un exitoso estreno del Inmundial y las luchas contra el gasto mundial de Brasil 2014, el Inmundial continúa conjuntamente con las luchas, la resistencia y la alegría de la organización popular que hace temblar las fuerzas represoras que velan el botín usurpado en Brasil 2014. El segundo Inmundial, dejó en fuera de juego la «fiesta» inaugural  y las calles se tornaron estadios donde se jugaron la dignidad y la participación de un pueblo que lucha contra su saqueo.

Al entrar en el minuto 91, conversamos con Bruno Dias, que no es Batman, si no un comunicador y periodista crítico de la realidad brasilera que nos permitió descifrar las similitudes y diferencias de los mundiales organizados en Brasil, 1950 y 2014; así como algunos pormenores del famoso «Maracanazo» y de la situación social del brasil actual. Ya en minutos suplementarios, estrenamos microsegmento pero «no le contaran a la FIFA» porque pasamos los relatos más emocionantes y en sus respectivos idiomas, que además de resultar interesantes fueron muy divertidos. Con la pelota de letras revivimos los relatos uruguayos y las historias de quienes sufrieron el «Maracanazo», y con seguridad este emotivo segmento llegó hasta la concentración uruguaya en Brasil.

Comentar