Tiempo de lectura: 6 minutos

PRONUNCIAMIENTO

Frente al repudiable hecho suscitado el día 7 de noviembre de 2013, en donde nuestro hermano Shuar Fredi Ramiro Taish Tiwiran perdió la vida en manos del ejército ecuatoriano y la Agencia de Regulación y Control Minero (ARCOM), y como resultado de un proceso de asamblea permanente, la nacionalidad Shuar expresa su rechazo a las versiones y pronunciamientos emitidos por el gobierno:

PRIMERO:
El gobierno ha declarado la lucha contra la minería ilegal, pretendiendo ocultar y criminalizar una práctica ancestral que como pueblo originario la hemos practicado desde épocas precoloniales.

La minería desarrollada de manera artesanal es una de las múltiples actividades que permiten a la familia Shuar su subsistencia. No todos la implementan y los que la practican lo hacen utilizado herramientas de trabajo simples, como el uso de canalones, bateas, picos y palas; y en algunos casos excepcionalmente dragas, lo que no ha significado una afectación a la calidad ambiental de nuestro territorio.

Al respecto de lo antes mencionado la Ley Minera manifiesta que la minería artesanal se caracteriza por la utilización de maquinarias y equipos con capacidades limitadas de carga y producción destinados a la obtención de minerales, cuya comercialización en general permita cubrir las necesidades de la comunidad, de las personas o grupo familiar que las realiza.

Es importante aclarar que el gobierno nacional se ha comprometido con la nacionalidad Shuar -específicamente con la organización Pueblo Shuar Arutam-, a legalizar la práctica de subsistencia minera que el pueblo Shuar desarrolla, pero no ha habido avances en dichos ofrecimientos. Así también, de acuerdo a las versiones recogidas por comuneros que realizan minería artesanal con dragas y que han solicitado a la autoridad competente su regularización, se expresa que no se ha atendido oportunamente las solicitudes y que tampoco se ofrecen las condiciones para avanzar en dicho proceso.

Es por ello que nos preguntamos si esta práctica histórica de los pueblos Shuar puede ser considerada como ilegal, desconociendo así la legitimidad e historicidad de esta actividad dentro del proceso productivo económico de la población Shuar. Legitimidad que se enmarca dentro de los derechos de los pueblos, a vivir de acuerdo a sus usos, prácticas y costumbres dentro de su territorio, que incluyen el ejercicio de la autoridad, el uso y aprovechamiento de sus recursos y el desarrollo y continuidad de sus prácticas históricas de vida.

Este proceso inédito de persecución a la práctica ancestral económica de los Shuar, contrasta con el impulso de un marco legal que garantiza la explotación minera a gran escala en territorio ecuatoriano y precisamente en territorio ancestral de esta nacionalidad.

El caso Mirador, es un ejemplo de lo antes mencionado, en donde se encuentran concesionadas 9.928 has a la empresa de capitales chinos Ecuacorrientes (ECSA) en la provincia de Zamora Chinchipe y más de 50.000 has en la provincia de Morona Santiago, de donde se prevé la producción de 208.800 toneladas de concentrados de cobre por año, durante un período de 17 años.

Para ello se pretende la extracción de aproximadamente 54.000 toneladas diarias de roca, de las cuales, únicamente 527 toneladas son de concentrados de cobre, lo que quiere decir que 53.428 has son desechos, lo que generará, luego de la vida productiva de la mina, 325 millones de toneladas de desechos. Es por esta razón que nuestras organizaciones sociales y varias organizaciones nacionales interpusieron un juicio al ministerio del ambiente y de recursos naturales no renovables, por la violación de los derechos de la naturaleza luego de la firma del contrato de minería industrial con ECSA el 5 de marzo del 2012; para ello se utilizó los propios argumentos de la empresa minera en términos de los impactos potenciales: esto es desaparición de cuatro especies endémicas de la zona, la generación de drenaje ácido de mina, el altísimo riesgo de toda la zona de influencia incluyendo el río Zamora y las riberas de las comunidades donde se ha realizado el operativo militar, por una posible falla del dique de relaves, más aun considerando que los estudios hídricos realizados por los EIA de la empresa son insuficientes, en relación a lo que la norma lo prevé. Todos estos argumentos fueron soslayados durante el juicio, razón por la cual no fueron considerados ni en primera ni en segunda instancia donde fueron rechazadas nuestras demandas.

Resulta ser que ahora lo legal es producir a gran escala. Hacer minería legal es explotar la naturaleza a través de la minería industrial, esa si desarrollada por capitales extranjeros, de enormes magnitudes, y con consecuencias irreversibles.

SEGUNDO:
En el enlace ciudadano 347 realizado en Puerto Bolívar el 9 de noviembre, el vicepresidente de la República y demás autoridades, mencionan que el operativo que concluyó con el decomiso de dos dragas y en el cual resultaron heridos 9 militares, se realizó en el sector de Kampana Entza. La pregunta que se desprende de esta afirmación es ¿cómo nuestro hermano Fredi Taish aparece muerto con un golpe certero de bala en el rostro en la zona de Tutus, que se encuentra en el centro Shuar Piuntz a 15 minutos río abajo de Kampana Entza, lugar en dónde según la versión oficial, y los respaldos presentados, se desarrolló el operativo de decomiso, y ataque por parte de dos botes que les emboscaron con armas de fuego?

Las autoridades en su conjunto, han asegurado que el operativo se realizó de manera pacífica, sin la utilización de armamento letal y con una actitud “pasiva” de la patrulla. Frente a esto las organizaciones y comunidades Shuar de Morona Santiago, en ejercicio de las funciones jurisdiccionales que la Constitución de la República del Ecuador les otorga, conformaron una comisión para que hagan el reconocimiento del lugar de los hechos y recoja las versiones de las personas que presenciaron lo acontecido. Una vez realizado el recorrido que concluyó con el reconocimiento del lugar de los hechos y la incorporación de nuevos testimonios de los comuneros del sector; la comisión entrega a la nacionalidad Shuar su informe mediante sentencia comunitaria de acuerdo a lo establecido en el ejercicio de las funciones jurisdiccionales contempladas en la Constitución, de lo que se desprenden profundas dudas y cuestionamientos a las aseveraciones oficiales, en cuanto a las características pacíficas de este operativo. Entre las evidencias encontradas podemos mencionar las siguientes: Se ha encontrado balas de fusil, casquillos disparados de carabina calibre 12, de uso exclusivo militar y casquillos de bombas lacrimógenas.

Es de trascendental importancia mencionar que todas estas nuevas evidencias encontradas por la comisión se hallan en el sector de Tutus, donde falleció Fredi Taish Tiwiram, y que se encuentran como se manifestó anteriormente a 15 minutos río abajo en canoa, del lugar en donde según versiones oficiales se realizó el decomiso de dragas y se efectúo el ataque a los militares.

En relación a este tema llama profundamente la atención la presencia de militares Shuar dentro del grupo militar que realizó el operativo. Algo condenable desde todo punto de vista, ya que dadas las características del operativo realizado dentro del territorio Shuar, esto significa exponer a la población civil Shuar con la población militar Shuar. Rechazamos esta forma de pretender generar rivalidades y sentimientos de venganza dentro de nuestro pacífico pueblo Shuar.

TERCERO
El Estado una vez más, desconoce la estructura política organizativa de los territorios indígenas, y con ello a sus autoridades. No es posible entender cómo dentro del marco de un estado plurinacional, que ha reconocido los derechos a la autodeterminación de los pueblos y las diferentes formas de autoridad legítima de las organizaciones y pueblos indígenas del país, se haya dado un operativo militar de la naturaleza que tuvo la incursión en el territorio Shuar, sin ningún diálogo previo, y sin coordinación con las autoridades legítimas de estos pueblos.

Bajo el pretexto de “controlar” la minería ilegal, se están militarizando nuestros territorios y con ello violentando derechos internacionales y colectivos que protegen a los pueblos indígenas, y que se traducen principalmente en la prohibición de realizar incursiones y/o acciones militares en nuestros territorios. Rechazamos las acciones emprendidas durante y después del operativo militar, donde se desplazaron vía fluvial alrededor de 25 efectivos y vía terrestre al menos 9 camiones de militares.

Frente a los antecedentes y circunstancias antes planteadas, la nacionalidad Shuar mediante sus organizaciones y centros resolvemos:
a) Ratificar el Estado de emergencia y alerta a todo el territorio Shuar del sur de la provincia de Morona Santiago.
b) Rechazar cualquier tipo de incursión militar en nuestros territorios por parte del ejército ecuatoriano.
c) Responsabilizar al gobierno nacional por las posibles consecuencias que estos actos de incursión militar puedan provocar.
d) Rechazar la protección que el ejército ecuatoriano proporciona a las empresas transnacionales.
e) Exigir a las autoridades que cualquier acción que se vaya a realizar en territorio Shuar, sea coordinado con las autoridades legítimamente reconocidas de esta nacionalidad.
f) Instar al Estado ecuatoriano a enmendar y rectificar las declaraciones vertidas en contra de nuestro hermano Shuar fallecido, en las que se lo asocia a grupos delictivos armados.
g) Exigir que se cree una Comisión Especial independiente para el esclarecimiento del caso, en la que participen también, autoridades del movimiento indígena y la nacionalidad Shuar; como a la vez la incorporación de investigadores y peritos independientes.
h) Que cualquier operativo o incursión del ejército que planee el gobierno debería hacerse previa autorización, conocimiento y coordinación con las autoridades comunitarias
i) CONVOCAR a las organizaciones nacionales y regionales: CONAIE, GONOAE, ECUARUNARI, Asamblea de los Pueblos del Sur, a las organizaciones de segundo grado y Federaciones Shuar, y a las comunidades de base, a la Gran Asamblea que se realizará el día viernes 15 de noviembre del presente año a las 09:H00, en la casa comunal del Centro Shuar Kupiamais. En dicha Asamblea se tomarán decisiones y acciones jurídicas y políticas definitivas frente a los hechos ocurridos, a la violación de derechos colectivos y a las problemática minera en la región. Esta Asamblea culminará con una rueda de prensa en el mismo lugar a las 16:H00, a la cual se invitará a los medios de comunicación locales y nacionales.

Kupiamais, cantón Gualaquiza, 13 de noviembre de 2013

Firman este pronunciamiento,

Raúl Ankuash
SÍNDICO DEL CENTRO SHUAR KUPIAMAIS

Luis Domingo Tiwiram Taish
VICE SÍNDICO DE LA ASOCIACIÓN TARIMIAT

Vicente Tsamaraint
SÍNDICO DE AYANTAS

Jorge Yankur
SÍNDICO DE KAMPANAK ENTSA

Adela Wampash
SÍNDICA DE PIUNTS

Bosco Santiak
PUEBLO SHUAR ARUTAM

Domingo Ankuash
EX PRESIDENTE DE LA CONFENIAE
EX PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN SHUAR

Abel Arpi
ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS DEL SUR

Comentar