por @wambraradio

Organizaciones feministas y familiares de víctimas de feminicidio, unidas en la Plataforma Vivas Nos Queremos, saldrán a las calles de Quito y otras ciudades este sábado 26 de noviembre para decir alto a la violencia de género y el feminicidio.

Esta marcha exige que el Estado de una respuesta oportuna a la situación de violencia que viven las mujeres y las personas trans, así como celeridad en los procesos judiciales en casos de feminicidio. Pidieron además la eliminación del Plan Familia y que se transparenten las acciones propuestas desde el gobierno para erradicar la violencia en Ecuador.

Sus exigencias también son hacia las sociedad a la cual piden que deje de ser cómplice de la violencia de género y de criminalizar a las mujeres que abortan; así como una educación no sexista que propicie espacios libres de maltrato.

La Marcha Vivas Nos Queremos se organizó ante las altas cifras de feminicidios en el país, y por los múltiples casos de violencia en contra de las mujeres. Según datos del analisis penológico sobre el delito feminicida de la Fiscalía, desde el 2014 hasta el 2015 se registraron 188 muertes violentas de mujeres en Ecuador. Según las voceras de la marcha “Esto equivaldría a que aproximadamente cuatro mujeres son asesinadas cada semana, muy probablemente víctimas de violencia machista”. Entre 2015 a 2016 se han presentado 84 causas de feminicidio, de las cuales solo se han dado 46 sentencias condenatorias. Según Rosa Ortega, vocera de la marcha, “hay impunidad en casos, pero sobre todo hay un Estado que no está haciendo mucho para parar la violencia”

Para Ruth Montenegro, vocera, “No queremos más hombres en las cárceles por violencia, lo que queremos es más hombres concientes de que la violencia machista no debe existir”

La marcha Vivas Nos Queremos saldrá desde El Parque El Arbolito, y recorrerá el centro hasta llegar al Bulevar 24 de mayo donde habrá un concierto de cierre.

Mira el video: Rueda de prensa convocatoria Marcha #VivasNosQueremos – 26 de noviembre

ESCRIBE TU OPINIÓN