Tiempo de lectura: 3 minutos

«Pregunto al tiempo que vivimos  ¿qué adjetivo es el adecuado para calificar  la ausencia de verdad en el aliento de Carondelet? Si la protesta a la XI Ronda Petrolera, poco cordial en los hechos, fue bárbara y violenta, para la voz oficial, la ecuación mentira=verdad ¿qué adjetivo merece?…» 

Alterar documentos para mostrarlos como prueba de verdad en un acto oficial, para así lograr de la opinión pública  la condena del otro, del que opina distinto, enferma a la democracia, más aun si esta forja es desde las alturas del poder. “Todo esto es planificado…”, aseguró el  Primer Aliento de País, refiriéndose a la protesta a la XI ronda petrolera en “Enlace Ciudadano” Nº 351, del sábado 7 de diciembre del 2013, “…No es coincidencia que vayan mujeres con niños en los brazos, tienen manuales para estas cosas…”, afirmó con aplomo de verdad absoluta. Acto seguido invitó a ver los hechos que sustentan lo que afirma  …Veamos el manual hecho por un extranjero ¿Zorrilla se llama no?… preguntó como amplificador de conocimientos ciertos, así de esta manera oficial,  comenzó una operación extraña, la forja de una verdad, noverdad.

El escrito, de Carlos Zorrilla y otros autores, de 35 páginas, “Protegiendo a su Comunidad Contra las Empresas Mineras y Otras Industrias Extractivas Una Guía para Promotores/Activistas Comunitarios 2009”, http://www.culturalsurvival.org/node/9212 ha sido tomado por el poder como  el chivo expiatorio, la cabeza de turco, para crear un nuevo escenario, un nuevo discurso  que permita justificar la eliminación del otro, el que se opone  y protesta, el que cuestiona y cultiva un pensamiento propio.

En la medida en que el texto de Zorrilla no dice lo que el poder quiere que diga,  el enlace ciudadano 351,  sin el menor escrúpulo, hace que aparezca como texto de Zorrilla otras citas, otras páginas, otras fotos, de otros textos, de otros autores…

–       “Métodos de Acción Noviolenta” de Gene Sharp, Taller de acción noviolenta: Paco Cascón. http://www.noviolencia.org/publicaciones/metodos_sharp.pdf , y

–       Manual para Campañas No Violentas, publicado por la Internacional de Resistentes a la Guerra, Mayo 2010. http://wri-irg.org/system/files/Manual_para_Campa%C3%B1as_Noviolentas.pdf

Son los textos de los cuales se extrajeron fotografías, páginas y citas para endosarlos falsamente al texto de Carlos Zorrilla. Pero no solo eso, poco satisfecho por las limitaciones de los tres textos, el enlace ciudadano decide crear e inventar otras frases, otras recomendaciones y afirmaciones que no constan en ningún texto,   “… Toma de edificios públicos, interrumpir el paso de autoridades. Ataques, invasiones, posesión física de un lugar, hasta uso de niños en brazos o mujeres embarazadas”, por ejemplo, son las recomendaciones inventadas. Todo una “forja” de noverdad, como verdad, a la que se suma la perversa estigmatización del extranjero, del cubano-americano, como forma de  descalificación de la persona, como si no abrigáramos en carne propia, dentro de casa y en el propio “shungo” a un alguien extranjero como propio.

Carlos Zorrilla, sepa el primer mandatario del país, es más ecuatoriano que su propia familia, Carlos, lleva viviendo en Intag más de treinta y cinco años e hizo de este país la cuna de sus cuatro hijos, porque para él, al igual  que para un sabio montubio, “Patria no es solamente el sitio donde uno nace sino el sitio donde uno es feliz…” Por ello, porque así lo hizo, Zorrilla defiende Intag, porque le asiste el derecho de vida que es esencia de creación y conocimiento.

Zorrilla en la voz de los sábados es “el extranjero que levanta a nuestra población”, como si la gente de Intag, sus dirigentes, Silvia, Polibio, Marcia, José, Gustavo y todos quienes resisten a la minería por cerca de dos décadas, fueran un colectivo común de gente verde sin principios.

Intag y su gente, Junín y Chalguayacu bajo, Cerro Pelado  y la Armenia, y tantas otras comunidades, suman voluntades y alientos que el Mandatario de País los puede conocer de primera mano  de su Ministro del Interior, antiguo colaborador de las luchas de defensa de Intag, y también de su Ministra de Defensa, antigua compañera de las luchas por el bosque. Estos probos funcionarios pueden dar fe de quiénes son los que resisten a las transnacionales mineras, una resistencia en la cual, Zorrilla, a más de ser el “cubano-americano, el extranjero dueño de una hostería”, lo cual no es cierto, es también el colaborador invitado  por la Procuraduría General de la Nación para ser parte de la defensa del Estado ecuatoriano en la demanda que la minera canadiense Ascendant Copper mantiene con el país…

Por un lado  colaborador, por otro conspirador. Para el poder la verdad es un interés a su servicio. Forjar la verdad y estigmatizar a seres humanos desde la tarima de los sábados, en una suerte de reminiscencia de la antigua picota medioeval, no contribuye a la salud de la democracia, debilita su esencia que es el respeto y la inclusión del otro. Porque la diferencia no es un defecto es un nutriente  de la democracia y del diálogo de creación, cuando se quiere ser creador, y para ello hay que practicar la verdad más aún si se es poder y predicador a la vez.

Pocho Alvarez

Diciembre 2013

Comentar