Tiempo de lectura: 4 minutos

 

CONAIE propone alternativas frente a la crisis económica

 

Por: Génesis Anangonó Ch.

 

Publicado 05 de agosto de 2021

 

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, representada por su presidente, Leonidas Iza, presentó una propuesta con las demandas que el movimiento indígena, el sector campesino, los sectores populares y trabajadores tienen frente a la crisis económica que vive el país. 

En rueda de prensa, el 04 de agosto, Leonidas Iza, presidente de la CONAIE, indicó que la situación económica del país, agravada por la pandemia, requiere medidas que favorezcan a las clases populares que han sido las más afectadas por el desempleo en plena crisis sanitaria. “Se calcula que alrededor de 500 mil personas se encuentran en desempleo y solo el 16.7% tienen un empleo adecuado” dijo Iza. 

De allí que la CONAIE demanda al gobierno nacional garantizar, de manera urgente, que se deroguen los decretos N° 1158, 1183 y 1054 que permiten la liberación del precio de los combustibles. Iza también manifestó que el gobierno central debe convocar a los sectores populares a mesas de diálogo nacionales para resolver el problema de los combustibles manera integral, pues según señaló, el aumento del precio de los combustibles ha encarecido los productos industrializados, mientras el precio de los productos que produce el sector campesino no permite “ni siquiera para recuperar los costos de la inversión. El sector campesino está subsidiando la alimentación de los ecuatorianos, creemos, en un 70%”.

Otros sectores sociales también han solicitado al presidente Guillermo Lasso congelar el precio de los combustibles. Esta misma semana, la Confederación de Organizaciones Sindicales Libres (CEOSL) y el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) anunciaron que se movilizarán, el 11 de agosto de 2021. Una de las exigencias que le plantearán al ejecutivo es también la del congelamiento de los precios de combustibles, puesto que aseguraron, esto genera un incremento en la cadena de producción que termina afectando a los sectores populares del país.

Previamente, el 12 de julio de 2021, durante el paro campesino agropecuario, los agricultores de la Costa también protestaron por el incremento mensual del precio del combustible y solicitaron al presidente Guillermo Lasso, una solución concreta para fijar los precios de los productos agrícolas, en un monto que permita sostener los costos de producción y garantizar el sostenimiento de la vida de las y los trabajadores y sus familias.

Leonidas Iza también solicitó el cese inmediato de la explotación minera y petrolera en territorios de los pueblos y nacionalidades indígenas, en zonas de recarga hídrica para garantizar el acceso a agua y a la soberanía alimentaria de los territorios. El líder indígena cuestionó las concesiones otorgadas por el gobierno a las empresas extractivistas y solicitó la aplicación de la Consulta Previa Libre e informada de los pueblos y nacionalidades indígenas antes de que los proyectos mineros y petroleros operen en los territorios. También habló del cese de la violencia en territorios que resisten como en la parroquia La Merced de Buenos Aires, en donde la fuerza pública ha desarrollado un operativo para permitir el ingreso de la empresa minera Hanrine Ecuadorian Exploration Andmining S.A.

Otro de los puntos a los que se refirió el presidente de la CONAIE, Leonidas Iza, fue la reestructuración de deudas, la reducción de las tasas de interés y la declaratoria inmediata de emergencia de los créditos de los agricultores, pequeños productores y comerciantes, que mantienen con la banca privada, banca estatal y las cooperativas de ahorro y crédito. Aseguró que los bancos han continuado operando durante la pandemia y existen “recursos suficientes para sostener la reprogramación del cobro con un periodo de gracia de un año”. Finalmente, el representante de la CONAIE pidió al Estado garantizar una política económica y fiscal rigurosa para reducir la desigualdad que se profundizó durante la pandemia, por ello solicitó que el Estado realice los cobros a los grupos económicos del Ecuador que no están cumpliendo con sus obligaciones financieras. El presidente de la CONAIE dijo que esperarán un pronunciamiento por parte del gobierno central sobre estos pedidos hasta el 10 de agosto, “justo cuando se incrementarán los precios de los combustibles” y manifestó que la entrega de estas demandas no debe ser interpretado como un asunto político para desestabilizar, sino como una alternativa que permita resolver la crisis económica del país.

Sin embargo, el presidente Guillermo Lasso, no tomó bien estas declaraciones y esa misma noche durante el lanzamiento de la estrategia «Ecuador Emprendedor, Innovador y Sostenible 2030” dijo –sin referirse a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador ni a su presidente, Leonidas Iza– que su gobierno “está dispuesto a hacer todos los esfuerzos para proteger la economía de los más vulnerables. De los más pobres del Ecuador. Pero vamos a hablar claro, nosotros los representamos a ellos, no aquellos que se visten como pobres, pero son mercantilistas, capitalistas. Solo buscan la desestabilización de la democracia con fines simplemente protervos. Pero aquí les decimos claro: no estamos pintados en la pared y no vamos a hacer lo que ellos quieran, sino lo que le conviene al pueblo ecuatoriano”.

Guillermo Lasso dijo que se está trabajando en la focalización de los subsidios al transporte público “porque eso sí afecta a los más pobres”, y dijo “no quiero pensar que aquellos que hacen oír su voz ahora de mantener el subsidio a los combustibles pretendan responder al interés de aquellos sectores a los que la sociedad ecuatoriana no tiene que subsidiar”. 

Sobre la política petrolera Lasso reiteró que durante su gobierno se buscará atraer la inversión extranjera y duplicar la producción de petróleo en el país; y para ello debatirá “con todos aquellos que quieren satanizar la actividad petrolera y la actividad minera” e insistió en que se impulsarán proyectos de producción de energía eólica y fotovoltaica con tecnologías sustentables.

El próximo 10 de agosto, se desarrollará una asamblea junto al consejo ampliado de la CONAIE donde se evaluarán las próximas medidas a adoptarse.