Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Defensor de Derechos Humanos denunció agresión durante desalojo de comerciantes autónomos en Guayaquil 

 

 

Por: Génesis Anangonó Ch. @genestefa

 

Publicado 06 de agosto de 2021

 

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Trabajadoras y trabajadores autónomos de la Bahía, en Guayaquil, fueron desalojados en un operativo conjunto que realizó la Policía Nacional y la Alcaldía de Guayaquil para  según afirmaron, “recuperar el espacio público y mantener el orden en la ciudad”. La Alcaldía informó que en el operativo participaron 800 efectivos policiales y municipales que se desplegaron por las calles de la Bahía, sector de la ciudad con gran presencia de comerciantes autónomos.

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) emitió un comunicado, donde menciona que durante este operativo, se registró un posible altercado “entre uno de los comerciantes y un presunto funcionario del Municipio, que se encontraba sin uniforme, sin chaleco, sin credencial municipal y que dirigía a otros sujetos vestidos de civil que se movilizaban en vehículos con emblemas del municipio”. En medio del operativo, Fernando Bastías Robayo, defensor de Derechos Humanos, denunció una agresión por parte de un funcionario municipal.

Bastías Robayo es miembro del CDH, integrante de CEPAM-Gye y parte de la Alianza de Organizaciones de Derechos Humanos del Ecuador. El defensor, identificado con el chaleco del CDH, habría estado registrando fotográficamente, la actuación del funcionario municipal con el vendedor cuando también fue agredido y amenazado por el mismo funcionario.

El miembro del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), decidió retirarse del operativo, pero al subir a un taxi los funcionarios que previamente lo amenazaron, lo siguieron y “uno de uno de ellos lo agredió físicamente con un golpe en el rostro diciéndole ‘Ya nos hemos de ver’”.

El CDH también asegura en su comunicado, que el presunto funcionario municipal le habría quitado el teléfono celular de manera violenta a un transeúnte que intentaba registrar en video la agresión de la que estaba siendo víctima Fernando Bastías Robayo, y mencionan que: “El equipo telefónico no fue devuelto ante la mirada de agentes de la Policía Nacional presentes en el sitio”. 

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos y la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos condenaron la agresión de la que los vendedores y vendedoras autónomas y las agresiones, intimidaciones y amenazas que los funcionarios municipales ejercieron contra Fernando Bastias Robayo y cuestionaron que en los operativos participen “funcionarios vestidos de civiles que no están identificados”. Ambas organizaciones responsabilizaron al Municipio de Guayaquil “por cualquier acto contra la integridad” del defensor y exigieron “se informe públicamente el cargo de los mencionados funcionarios y se proceda con la separación inmediata de ambos”.

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos en Ecuador, en junio de 2021, presentó un informe que detalla la situación de las y los defensores de Derechos Humanos, colectivos de la naturaleza en Ecuador en el que determinó que el “Estado ecuatoriano no está cumpliendo con sus obligaciones de respeto, protección y garantía de la labor de las y los defensores”, puesto que, de los 22 casos revisados, 449 personas tuvieron que enfrentarse a las múltiples formas de criminalización y hostigamiento por parte del Estado, sus instituciones y quienes se oponen a los procesos.