ARCOTEL y la renovación: ¿una nueva feria de frecuencias?

 

Artículo de opinión por: Ana Acosta @yakuana

 

Leer la réplica enviada por ARCOTEL a este artículo al final

Las frecuencias se van a renovar, sin mayores requisitos, solo los que la reforma a la Ley de Comunicación indican: un informe favorable –basado en la Ley de Radiodifusión de la época de la dictadura– emitido sin reglamentación por ARCOTEL. No hubo mayor aclaración por parte de los funcionarios de ARCOTEL, cuando una persona de los medios comunitarios cuestionó esta ausencia de requisitos para la renovación, durante el foro de socialización de la “Reforma del reglamento para otorgar títulos habilitantes para servicios del régimen general de telecomunicaciones y frecuencias del espectro radioeléctrico conforme a la Ley Orgánica reformatoria a la Ley orgánica de Comunicación” en las oficinas de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones, ARCOTEL, el 14 de marzo.

La respuesta de los funcionarios Alex Troya, Gustavo Quijano, Pablo López, es sencilla, dicha rápido, sin regresar a ver, como cuando sabes que algo dejas suelto y apresuras. Y es que, sí, es mucho lo que esconde esta sencilla respuesta.

La renovación automática establecida en la Transitoria Octava de las reformas a la Ley de Comunicación, está reglamentada con bipolaridad legal por parte de ARCOTEL. Un párrafo se reglamenta, otro no. Es así que el primer párrafo de la Transitoria, que habla sobre la renovación de frecuencias, no está ni siquiera nombrado en el reglamento propuesto. Mientras que el último párrafo que refiere a la adjudicación directa a medios comunitarios de pueblos y nacionalidades indígenas, se los reglamenta con fuerza, estableciendo una larga lista de requisitos económicos, de propiedad, de uso de la concesión, técnicos, legales, declaraciones juramentadas, certificados, entre los que se incluyen varios ya solicitados varias veces a las comunidades indígenas en dos concursos fallidos anteriores.

El salto, no es gratuito, el interés es claro: dejar un vacío reglamentario para que la renovación de frecuencias se dé sin mayores aspavientos y a discrecionalidad. Es por eso que la respuesta de los funcionarios de ARCOTEL guarda cola.

Lo que en realidad están diciendo es que renovarán las frecuencias a todos los concesionarios de radio y televisión que obtuvieron sus títulos basados en la Ley de Radiodifusión de la época de la dictadura, y que se encuentran con permisos temporales –algunos más de cinco años– sin verificar si están incumpliendo la Ley, la Constitución o si están haciendo un buen uso del espectro radioeléctrico, que es un recurso público estratégico.

Lo que están diciendo sin sonrojarse es que las concesiones relacionadas al grupo empresarial del estadounidense – mexicano Ángel González, cuyas licencias datan desde los años 90s, serán renovadas automáticamente, sin observar las ilegalidades en las que incurre, y sin si quiera solicitarle información sobre las frecuencias, que no están incluidas en el informe de Contraloría, pero que incurren en otros tipos de ilegalidades.

Lo que en realidad quisieron responder los funcionarios es que incumplirán la Ley Orgánica de Comunicación, específicamente el artículo 113 que prohíbe que personas naturales o jurídicas concentren o acumulen las concesiones de frecuencias o señales para el funcionamiento de estaciones matrices de radio y televisión; y que claramente ordena que la autoridad de telecomunicaciones, es decir ARCOTEL: “no podrá adjudicar más de una concesión de frecuencia para matriz de radio en AM, una frecuencia para matriz de radio en FM y una frecuencia para matriz de televisión a una misma persona natural o jurídica en todo el territorio nacional (…) En una misma provincia no podrá concesionarse una frecuencia para el funcionamiento de una matriz de radio o televisión a familiares directos de un concesionario con el que tengan parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad y segundo de afinidad”.

Así, la renovación se dará como se dio la feria de frecuencias hace más de diez años: sin establecer requisitos, temporalidades, mecanismos para que la ARCOTEL, autoridad responsable de administrar un recurso público estratégico como es el espectro, verifique al menos que aquellos concesionarios que piden renovación automática, no están incurriendo en prohibiciones, inhabilidades o causales de reversión. Nada de eso se establece en el reglamento.

La renovación automática de casi el 75% de frecuencias del espectro radioeléctrico será hecha así, a dedo. Un dedo que antes estaba siendo comandado por Guillermo León, y que desde el 13 de marzo pasó a estar dirigido por Andrés Michelena, Secretario de Comunicación y hoy a cargo del Ministerio de Telecomunicaciones.

Frente a esto un salto de memoria: en 2009 la Contraloría ya estableció como indicio de peculado el mal uso de las frecuencias por parte de funcionarios de telecomunicaciones. No está demás recordarles que el peculado no prescribe. Renovar las frecuencias de esta forma es repetir el mismo mecanismo discrecional y cerrado de otorgamiento de frecuencias, que permitió varios casos de corrupción ¿No es esto una nueva feria de frecuencias? ¿La Contraloría lo permitirá?.

 

Réplica de ARCOTEL

Publicamos la réplica a este artículo solicitada vía correo electrónico por Mario Jarrín Coello, de la Unidad de Comunicación de ARCOTEL. Si bien Wambra es un Medio nativo digital y por lo tanto no está obligado a publicar la información solicitada, dado que la Ley Orgánica de Comunicación no regula a los contenidos en Internet (Art 3,4,5 LOC), por cumplimiento a nuestra política editorial de promover un periodismo abierto y ético, procedemos a publicar la aclaración enviada.

“En la publicación del artículo de opinión de Ana Acosta titulado: “ARCOTEL y la renovación: ¿una nueva feria de frecuencias?”, y difundido en Wambra, medio digital comunitario (wambra.ec), se realiza una serie de afirmaciones sobre comentarios o consultas  relativos a la renovación automática de frecuencias establecida en la Transitoria Octava de las reformas a la Ley de Comunicación, en relación con la socialización realizada el día 14 de marzo de 2019 sobre el proyecto de “Reforma del reglamento para otorgar títulos habilitantes para servicios del régimen general de telecomunicaciones y frecuencias del espectro radioeléctrico conforme a la Ley Orgánica reformatoria a la Ley orgánica de Comunicación”, lo que a criterio de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL), deben ser aclaradas:

En el foro de socialización de la “Reforma del reglamento para otorgar títulos habilitantes para servicios del régimen general de telecomunicaciones y frecuencias del espectro radioeléctrico conforme a la Ley Orgánica reformatoria a la Ley orgánica de Comunicación”, se receptaron inquietudes y observaciones formuladas por los asistentes a una propuesta normativa que se encuentra en desarrollo, y que será enriquecida con los aportes de ciudadanos, organizaciones y poseedores de títulos habilitantes; la Reforma del Reglamento será aplicable una vez que se la apruebe con Resolución que será expedida por el Directorio  de la ARCOTEL.

Uno de los aspectos que contemplará la Reforma del reglamento será la renovación del título habilitante establecida en la Transitoria Octava de las reformas a la Ley de Comunicación, proceso que deberá cumplir con lo que la normativa que se apruebe establezca para tal fin, considerando los correspondientes aspectos legales y de ordenamiento jurídico aplicables a los concesionarios respecto de los cuales sea susceptible la aplicación de la mencionada disposición.

Cabe indicar que indicar que justamente, el fin de la socialización es obtener criterios, opiniones o comentarios que permitan mejorar las propuestas, para que la reforma planteada y la aplicación de la Ley Orgánica Reformatoria a la Ley Orgánica de Comunicación, sean acordes con el ordenamiento jurídico vigente en general y los principios constitucionales. 

 Las acciones que ejecute la ARCOTEL en este proceso garantizará el buen uso y asignación del espectro radioeléctrico, recurso público del Estado ecuatoriano, por lo que la institución rechaza cualquier interpretación o criterio tendencioso respecto de un proyecto normativo en desarrollo y la socialización realizada.​

Por considerar que lo expuesto aclara el contenido de la nota publicada en Wambra y sobre la base de lo determinado en la Ley Orgánica de Comunicación, la ARCOTEL solicita la publicación de esta aclaración.”

ESCRIBE TU OPINIÓN