Tiempo de lectura: 5 minutos

.

.

.

.

.

.

(¡Con yucazo al que se vende!)
Jaime Guevara

Mijitos, nietos y yernos
vengan en torno a mi cama
con sus galanes y damas
que me marcho al padre eterno.
No sé si es que hasta el infierno
me están jalando las patas
las mestizas y mulatas
con qué retocé en mi vida.
¡Ya siento la bienvenida
de diablos, no de beatas!

Que llamen algún notario,
si hay alguno independiente
aunque tal como mis dientes
casi no hay en este barrio.
¡Qué me importan los horarios,
vengan en jet o en jumento
y entren en mis aposentos
con respeto a mis vejeces!
¡Soy el año Dos Mil Trece
voy a echar mi testamento!

Que traigan computadoras
o pluma o sólo un esfero
pero lo que yo sí quiero
es que vengan a la hora.
Que traigan a la señora
señorita o secretaria
pero no a la funeraria
pues todavía no he dicho
lo que a santos, lo que a bichos
les dejo tras sus plegarias.

Empiezo primeramente
por Mister Barak Obama
quien ha dejado en la cama
lo que ofreció de excelente.
Dijo que de Medio Oriente
las tropas gringas se irían
que inmigración frenaría
y a Guantánamo cerrar.
¡Ya que todo fue cuentear
le dejo la lengua fría!

El príncipe de Inglaterra
asesinó a Talibanes
como esos furiosos canes
que son “héroes” en la guerra.
Sus tropas aún aterran
al pueblo de Afganistán
y ese príncipe haragán
se ufana de estas hazañas.
¡Yo le dejo entre marañas
espinosas de Satán!

Edgar Snowden en tanto
deja de ser una exclusa
al servicio de los USA
y rebela mil espantos.
Pone ante el público manto
como espía en todo el mundo
los gobernantes inmundos
de Washington y la tierra.
¡Yo desde mi cordillera
les arrojo a lo profundo!

Y hablando de espionaje
con todo y tecnología
hablemos de la que espía
del “punto com” los mensajes.
Casas, calles y carruajes
o a teléfonos acechan
si es que acaso ellos sospechan
que apuntamos al poder.
¡No me vengan a joder
los hunde su propia brecha!

Francisco el Papa argentino
ascendió hasta el Vaticano
y de inmediato las manos
aplaudieron allí mismo.
Pero yo no tengo tino
y me he podido enterar
cómo se ha puesto a llorar
hasta el propio Rafachet
santón de Carondelet
de quien luego voy a hablar.

Esta décima dedico
al grande Nelson Mandela
a quien Sudáfrica vela
pues fue luchador convicto.
Fue durante el conflicto
contra el régimen racista
tachado de terrorista
por un par de sabotajes.
¡Yo le dejo mi homenaje
y un eterno hasta la vista!

A ver, panas uruguayos
vamos a ver lo que pasa
o bien nos hacemos masa
o a volar cual papagayos.
La legalizaron, rayos
y cuentan que el presidente
de allí no muestra los dientes
sino para carcajearse.
¡Panas mejor no fumarse
ni ese anzuelo ni aguardientes!

Y cambiándonos de suelo
recordemos que otra vez
la farsa ganó quien es
un pájaro de alto vuelo.
Otra vez cubren el vuelo
y tienen los tres poderes
con sus mágicos saberes
que llaman “Reinvolución”.
¡Les dejo solo un punzón
en su cojín de alfileres!

Esto yo jamás apruebo
esto ya es cosa de locos:
a los Diez de Luluncoto
quieren apresar de nuevo.
¿Es que acaso tiene un huevo
en lugar de corazón
el que ordena la prisión
aún de una joven madre?
¡Yo ordeno que le taladre
su conciencia el almohadón!

Central Técnico, saludo
la lucha de tu colegio
pues luchar es sacrilegio
para el tirano de turno.
Encarcelaron algunos
de tus dignos estudiantes
y así quieren echar guante
a quien no acata el silencio.
¡Al poder no reverencio,
oh, mutismo altisonante!

Inauguró un aeropuerto
Augusto por Tababela
pero su cabeza lela
no dejó camino abierto.
Se produjo un desconcierto
y más de un grave accidente
lo que indignó a mucha gente
el artífice es… Barrera.
¡Yo le impongo la carrera
de ser poste en ese puente!

La represión a los pobres
allá en Monte Sinaí
la ordena de Guayaquil
una palabra salobre.
Hace que el pueblo zozobre
y es de apellido Nebot,
una especie de robot
que vocifera en el Guayas.
¡Una canoa en la playa
para que zarpe le doy!

Hace diez años allí
adentro de una Fybeca
ocurrió una cosa chueca
en sangriento frenesí.
Un pelotón jabalí
cometió ocho homicidios
y tres desaparecidos,
caso que hoy sigue impune.
¡Dejo a lo oscuro la lumbre
y me abrazo a sus gemidos!

Como muchas otras gentes
en la desaparición
la Carolina Garzón
sigue todavía ausente
Santiago Romo igualmente
tal como Orlando Pacheco
y nos han dejado el hueco
que el Estado nunca llena.
¡A sus familias mi pena
les doy en voces con eco!

Con la mano petroleada
y hasta aparente razón
Rafachet a la Chevrón
le acusa de la embarrada.
Pero es todo payasada
y al hablar de la ITT
dice que la Baki fue
una gestora burlada.
¡Dejo a esta bufonada
entre mona y chimpancé!

Cuando las calles se llenan
defendiendo al Yasuní
saca el GOE, saca al GIR
con su risita de hiena.
Nos patearon en las piernas
disparan pintura y goma
y eso no es cosa de broma
represión Rafachetista,
¡Yo te pondré aquí en mi lista
de capataces y momias!

Por eso es que un tal Guevara
en un conocido caso
al man le dio su yucazo
y una protesta bien clara.
De su parte Don Monarca
respondió lleno de furia
con calumniosas injurias
que a él mismo rebotaron.
¡Mi herencia para él es, claro,
su confesión en la curia!

Más su cólera malsana
maldice a ecologistas
grita que son “terroristas”
y clausura a Pachamama.
Luego se pone sotana
al maldecir el aborto
en sus prédicas que absortos
le aplauden si contamina.
¡Dejo a cada sabatina
un chiflido nada corto!

Rafachet es muy leído,
escribido y estudiado
en los USA post graduado
y en Europa bendecido.
Por eso quiere a los indios
ponernos más de un traspié:
de la “A” vas a la “C”
si lo manda el Gran Señor.
¡Al cancel este inspector!
¡Tengo derecho a aprender!

La represión en las tierras
donde hay petróleos o minas
sigue en favor de la China:
mata, encarcela y destierra.
Los pueblos no quieren guerra,
vienen para dialogar
mas taromenane o shuar
encuentran puertas cerradas.
¡Yo les dejo sin aldabas
mis brazos de par en par!

Y ya que nombré a la China
les hago notar sin cuentos
que en el ochenta por ciento
ponen sus manos cochinas.
Son de ellos esas finas
tenazas con las que atienden
a los gringos y revenden
la riqueza ecuatoriana.
¡Oye mi hermano y mi hermana,
ellos son muy malos duendes!

Mientras tanto la Asamblea
aprueba leyes fatales
como códigos penales
que el futuro nos afean.
Abran sus ojos y vean
cómo ellos son los verdugos
para colocarnos yugos
y grilletes y cadenas
¡No habrá ley que nos detenga
cuando rompamos tapujos!

¡Soplan los Vientos del Pueblo,
está listo el canelazo,
ríen viudas y payasos,
yo en pijama me rebelo.
¡Mientras tiemblan bribonzuelos.
que lancen las camaretas,
que coman uvas coquetas
con música, danza y amores!
Grita el corazón con creces:
¡Muera el año Dos Mil Trece!
¡Que viva el Dos Mil Catorce!

Comentar