Tiempo de lectura: 3 minutos

Cinthia Zula es una adolescente de 16 años, estudiante del Colegio Nacional Mixto Gran Bretaña, institución ubicada en el centro-norte de Quito. El día de su desaparición, ella, junto a otros estudiantes no asistieron al establecimiento; las autoridades y maestros no reportaron la inasistencia de los estudiantes a sus representantes. Cinthia ya no regresó a su hogar.

Matías V, quien hasta entonces era reconocido como el mejor amigo de Cinthia, declaró que había violentado y asesinado a la adolescente, quien fue encontrada el 5 de enero del mismo año en el sector de El Teleférico.

Sin embargo, Matías V, presunto asesino, quien en ese momento era menor de edad, obtuvo medidas cautelares por lo que fue liberado el 22 de diciembre de 2020, y el caso declarado nulo.

Han transcurrido cerca de dos años de aquel lamentable hecho y aun su muerte no ha sido esclarecida ni la justicia ha hecho su parte, reclama Miriam Velázquez, madre de Cinthia Zula.

“Voy casi para los dos años de que mi hija falleció y en los dos años, Fiscalía y las leyes ecuatorianas me suspenden las audiencias a cada rato. Llego a la Fiscalía y por uno u otro motivo, los abogados del principal sospechoso de mi hija piden que se aplace la audiencia. Llevamos ocho audiencias suspendidas”, contó con pesar a WambraEc.  

Miriam Velázquez no ha dejado de luchar intensamente en busca de justicia y reparación, “yo como madre me siento bien impotente y bien decepcionada también, porque nunca nos ayudó la Fiscalía desde que mi hija falleció, prácticamente”.

Ella relató que la Fiscalía siempre ha dado largas al asunto: “No les importa el dolor que uno siente, son dos años y en esos dos años es volver a recordar, volver a recordar y volver a vivir lo mismo y lo mismo”.

Contó que, en una de las audiencias, la Fiscalía mostró fotos del cadáver de su hija: “Son tan inhumanos que en una audiencia me mostraron fotos a color de cómo ella estaba. Entonces es un impacto muy grande para mí como mamá».

Desde su pensar, ella alega que la Fiscalía quiere dejar este caso sin investigación: «Yo creo que lo que ellos buscan es que deje el caso de mi hija ahí. Es algo cansado sí, es algo cansado, pero no voy a dejar el caso ahí», manifestó.

«A pesar de que tenemos pruebas que le incriminan, ADN, siempre están dándonos largas al asunto”, comentó Miriam. Por ello, ella exige sentencia para el implicado y que no se cierre el caso. Además, solicita que las investigaciones a la institución educativa continúen: «Ellos no estaban ni enterados que mi hija no entró a clases», expresó.

El abogado defensor de la familia de Cinthia, Jorge Cansino, indicó que, “al ser una infracción cometida por un adolescente, la pena máxima es de 8 años, entonces, el caso está tipificado por violación con muerte”, no como femicidio.

“Se logró identificar al posible autor, y hoy por las pruebas que han sido evacuadas en la audiencia, sabemos que es uno de los responsables; sin embargo, todo este proceso penal ha demorado, ha habido vicios de procedimiento ocasionados por la misma función jurisdiccional”. A decir del abogado, la Fiscalía ha manejado tibiamente el caso y hay pendientes todavía por resolver.

Miriam Velázquez señaló que la única reparación que ha recibido ha sido disculpas por parte del victimario: «La reparación integral fue simbólica, él se había comprometido a no quitarle la vida a otra persona».

Al mismo tiempo, el abogado declaró que el colegio tiene que cumplir con su responsabilidad en lo ocurrido. “Nos preocupa la reparación integral y el tiempo que ya ha pasado”. 

A decir de Cansino, la Fiscalía dejó pasar mucho tiempo; “fue muy tibia su actuación, pero en la actualidad, la última fiscal designada, especialista en tema de delitos de menores infractores ha sido muy eficiente”, explicó.

La justicia convocó a Audiencia Final de Juzgamiento, para el pasado 15 de diciembre, pero fue suspendida una vez más por un recurso presentado por los abogados de la otra parte.

La audiencia se trasladó para el próximo 18 de enero de 2022, tiempo en el que tanto Miriam como organizaciones feministas y de mujeres como: La Cantata Feminista, Las Púrpuras y Mujeres en Acción, se mantendrán en vigilia permanente hasta alcanzar una sentencia digna y reparadora para Cinthia y su familia.