Tiempo de lectura: 2 minutos
por Belén Febres Cordero – Wambra Radio

Mediante una rueda de prensa, las y los integrantes y dirigentes de la Nacionalidad Shuar manifestaron su rechazo a la extracción minera a gran escala y presentaron su indignación por la  muerte de Freddy Ramiro Taish. 

Las y los integrantes de la Nacionalidad Shuar se declararon en estado de emergencia hasta que el Estado ecuatoriano esclarezca la causa de la muerte de Freddy Ramiro Taish, integrante de la comunidad Shuar, asesinado durante un operativo en contra de la minería sin permiso el pasado jueves.

La nacionalidad shuar también exige que se retire a  las empresas mineras y a la presencia militar de la Cordillera del Cóndor, de Zamora Chinchipe, y de Morona Santiago. “Nosotros no estamos armados, pero sí estamos de pie y así, con firmeza,  vamos a defender nuestro territorio, del que somos dueños originarios e históricos. Estamos más unidos que nunca y seguiremos luchando”, señalaron  durante la rueda de prensa que se llevó a cabo el día 8 de noviembre de 2013 en el cantón Gualaquiza, provincia de Morona Santiago.

Hilario Wampash, padre de  Freddy Taish, aseguró que su hijo se encontraba pescando en el río Zamora cuando, a las tres de la tarde del día jueves 7 de noviembre de 2013, llegaron hombres armados, a quienes él y otras personas presentes identificaron como militares. “Estaba con mi esposa, mi hijo y mi nieto en mi finca, los militares vinieron y empezaron a disparar, yo me pude esquivar y mi esposa también. Cogimos a mi nieto y corrimos hacia mi casa, pero mi hijo se quedó ahí. Desde mi casa yo observaba todo lo que pasaba.  Los militares disparaban y botaban bombas y gases. Después fuimos a buscar a mi hijo  y le encontramos ya muerto y con la cara agrietada” cuenta Wampash, quien hizo una petición para que la muerte de su hijo no quedara en la impunidad.

A este requerimiento, Bosco Santiak, presidente del Pueblo Shuar Arutam, contestó que la comunidad se organizará para, con fortaleza, identificar las causas de la muerte de Taish y para exigir que el gobierno ecuatoriano indemnice  a su esposa y a sus dos hijos. Además, Santiak expresó su demanda para que se detenga la minería a gran escala en el territorio Shuar. “Nuestra nacionalidad quiere vivir en armonía. Nos hablan del buen vivir pero matar a una persona no es buen vivir. Buen vivir es que los pueblos mantengamos nuestra dignidad e interculturalidad”, sostuvo.

Tanto integrantes como dirigentes de la nacionalidad Shuar se sumaron a la exigencia de que las compañías transnacionales se retiren de la Amazonía ecuatoriana, e hicieron énfasis en la necesidad de que los derechos individuales y colectivos de las comunidades indígenas y de los pueblos originarios sean respetados.

Por esta razón el Gobierno de las Naciones Originarias de la Amazonía Ecuatoriana (GONOAE)  y la Asamblea de  los Pueblos del Sur (APS) formularon su rechazo a la extracción minera a gran escala en toda la región amazónica del país, así como  a los actos de violencia que ésta puede acarrear.

Finalmente, durante la rueda de prensa se recordó también la muerte de otro integrante del Pueblo Shuar,  Bosco Wisum, quien falleció el 30 de septiembre de 2009 durante la movilización nacional a favor del derecho al agua, a la tierra, a la vida, y a la educación intercultural para las comunidades indígenas. Así ya son dos, los integrantes de la nacionalidad shuar asesinados en los últimos años.

Comentar