Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Una persona desaparece en Ecuador cada 24 horas

Día Internacional de las víctimas de desapariciones forzadas

 

 

Por Verónica Calvopiña @kinorax

Publicado 30 de agosto 2021

 

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

 

Michelle Montenegro, Álvaro Nazareno, Luis Guachalá o Gustavo Garzón, son algunos de los miles de personas desaparecidas en Ecuador. En su memoria, la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador, ASFADEC, develó un mural en el Centro Histórico de Quito a propósito de la conmemoración del 30 de agosto, Día Internacional de las víctimas de las Desapariciones Forzadas. Este mural para ASFADEC “refleja la resistencia de los familiares que luchan día a día por sus desaparecidos”.

Posterior a este evento, Lidia Rueda y Vladimir Cosíos, voceros de ASFADEC se reunieron con el vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, a quien le manifestaron varias de las problemáticas que atraviesan los familiares de personas desaparecidas, como las trabas para el acceso a la justicia, y la falta de una buena investigación. El Vicepresidente Borrero se comprometió a una nueva reunión con ASFADEC, y les pidió el reenvío de una carta que la organización hizo llegar a la Presidencia el 14 de julio pasado. Para Rueda, el hecho de que la carta no haya llegado al Despacho Presidencial, es una muestra de la poca atención del Estado para el tema de los desaparecidos.

Según cifras oficiales recalcadas por esta organización, entre enero a julio de este año, se han registrado 4.486 denuncias de personas desaparecidas; de las cuales, aún se desconoce el paradero de 236 personas y se mantienen en investigación, por lo cual, ASFADEC afirma que, “cada 24 horas una persona desaparece en el país”, en su mayoría mujeres.

El Día Internacional de las víctimas de las Desapariciones Forzadas fue instaurado por las Naciones Unidas en 2010. América Latina es una de las regiones a nivel mundial donde más casos de desaparición forzada se registran, especialmente durante las últimas dictaduras militares de los 70 y 80. Ahora en cambio, la desaparición estaría vinculada con situación de conflicto y de represión política.

En un  comunicado, el Consejo de Protección de Derechos de Quito mencionó que alrededor del tema de la desaparición persisten violaciones de derechos como el acoso a defensores, a familiares o testigos, el uso de la criminalización a la protesta social, así como la impunidad estatal. También recalcó que la situación de vulneración en que se encuentran especialmente niñas y mujeres en la región, sumado a la movilidad humana y el refugio, abona a la problemática de la desaparición. Finalmente, esta institución se solidarizó con la lucha de familiares y amigos, y llamó al Estado Ecuatoriano a garantizar e implementar políticas públicas que permitan a las familias a acceder a la verdad, la justicia, sanción y la reparación.