Tiempo de lectura: 2 minutos
Por Diana Coryat

Pietro Ameglio – “El caso de los Yasunidos es el mas importante en América Latina en los últimos 2 o 3 años.”

El pasado lunes 12 enero, en la Parainfo de la Universidad Andina Simon Bolívar, se presentó el nuevo informe del Colectivo de Investigación y Acción Psicosocial Ecuador, Estrategias de Represión y Control Social del Estado Ecuatoriano: ¿Dónde quedó La Constitución? Caso Yasunidos. Este informe plantea que “el análisis de represión contra el colectivo Yasunidos permite comprender los distintos mecanismos de control utilizados por el Estado ecuatoriano contra las diferentes movimientos sociales.”

El Paraninfo se llenó con una diversidad de personas – los que han apoyado a Yasunidos desde el comienzo, estudiantes, profesores, activistas, ciudadanos ecuatorianos y extranjeros, hasta 2 militares uniformados estuvieron presentes… Llegaron Yasunidos y Yasunidas de los colectivos de Cuenca, Guayaquil, Puyo y otros lugares.

Afuera en el lobby, y adentro de la Parainfo, muchas obras inspiradas por el Yasuní y la lucha de los Yasunidos estaban desplegados.

El informe fue presentado en un panel conformado por varias personas, y fue moderado por Felipe Bonilla. Pietro Ameglio, profesor de la UNAM en D.F. México, relató que en México se ha interesado mucho el caso del Yasuní. De hecho, él considera que el caso de los Yasunidos es el mas importante en América Latina en los últimos 2-3 años. El informe del caso es una herramienta valiosa, y que debe ser considerado un “objeto material de conocimiento” que enfrenta el discurso del gobierno ecuatoriano – que muchas veces llega ser el sentido común – con un registro real de lo que pasó. Además destacó la importancia de la lucha anti-extractivista y sobre todo, la capacidad que tuvo Yasunidos a mobilizar mucha gente diversa.

Eva Vásquez, la compiladora del informe, afirmó que Yasunidos es un actor social clave en Ecuador, y su aspiración es que el informe sirva para otras organizaciones sociales. Ramiro Avila enfatizó que los Yasunidos utilizaron dos tipos de democracia en un contexto en el cual la democracia representativa nos falló. El proceso de la recolección de firmas hacia una consulta popular fue un ejercicio de la democracia directa, y la toma de las calles y plazas fue un acto de democracia comunitaria. Desafortunadamente, el gobierno hizo todo lo posible para que esas formas de democracia no funcionaron. Gabriela Ruales, miembro de los Yasunidos, reflexionó sobre los 3 momentos claves que mas le había impactado, siendo la rebeldía y resistencia que surgió la misma noche que Correa anunció la decisión a explotar el Yasuní, la manera cómo el poder movilizó su maquinaria de represión en los medios y en la calle, y la hermosa marcha en la cual se generó poder social, y se entregó “con todo el amor, pasión y rebelión” las firmas.  Inspirado por las luchas en México, nos advertió “Si nos olvidamos de la lucha, ellos ganaran.” Antonella Calle, otro miembro de Yasunidos, invitó a pensar colectivamente como vamos a seguir en la lucha por el Yasuní, porque, definitivamente, somos nosotros que tendremos las alternativas, no ellos.

Un miembro de la audiencia tenia una de las últimas afirmaciones de la noche – que “el único camino que nos queda es la resistencia.”

Nota: Descarga el Informe Psicosocial en el caso Yasunidos aquí

Comentar