Del 21 al 30 de noviembre en el Salón Espejo de la Universidad Andina Simón Bolivar en la ciudad de Quito se realiza la exposición fotográfica “Las Mujeres en la lucha social Ecuatoriana” organizado por el Colectivo Desde el Margen.

.

Por: Gabriela Gómez @GaGomezT

Contar la historia desde el lado de las mujeres resulta una actividad movilizadora, que si bien llena de energía y de esperanza, puede demandar una búsqueda larga; no porque nosotras no hayamos sido protagonistas de los sucesos históricos, si no por toda la invisibilización hacia nuestras acciones y caminos recorridos.

Miro y miro fotografías, en muchas de ellas estás mujeres anónimas, en otras miro rostros conocidos, cercanos, de mujeres con las que aún tenemos la dicha de compartir las luchas, la indignación, las calles y las consignas. Veo mujeres de colores, mujeres del campo y la ciudad, mujeres tenaces y rebeldes, de mirada fuerte que me cuentan historias de otro tiempo con demandas que aún siguen vigentes. Veo en muchas el dolor y la indignación ante un sistema infame que las junta en la calle, que nos hace elevar el grito.Tengo en mis manos un tesoro y no sé por dónde empezar a escrutarlo, ahora mismo mientras estoy con Andrea y Juan Carlos, quienes me comparten este inmenso trabajo, estoy como niña recibiendo un regalo, ansiosa y por su puesto muy motivada.

Mientras no alcanzo a decidirme por cual empezar, hallo una foto sencilla que dice tanto, alcanza a explicar por lo que luchamos las mujeres, en un mundo violento, que nos despoja, maltrata y oculta: nosotras luchamos por vivir, sí, esa es nuestra principal batalla: vivir. No importa si estamos en la ciudad o en el campo, en todo lado nos matan; nos mata el sistema capitalista, que explota nuestros cuerpos y contamina nuestra tierra; nos mata el hambre y nos mata la indiferencia de una sociedad distraída, sin empatía por lo que nosotras estamos resistiendo.

Foto: Matilde Hidalgo – Archivo Nacional

Esta fotografía es parte de la muestra: “Las mujeres en las luchas sociales”, motivada por el “Colectivo desde el Margen”, coordinado por Andrea Reinoso y Juan Carlos Guerra, que han trabajado experiencias desde la visualidad y que tiene una apuesta por recuperar la memoria visual de la lucha social de las mujeres. Para Andrea, si bien ha resultado complicado encontrar registros anteriores al 2010, gracias a su investigación y aportes externos de archivos personales y de colectivas, se ha podido recuperar imágenes de otros momentos históricos: mujeres liderando marchas contra León Febres Cordero, mujeres en el Levantamiento Indígena de 1990, en las tomas de tierras de Imbabura, o en las manifestaciones en rechazo a la matanza del ingenio Aztra el 18 de octubre de 1977. Esta memoria ha sido rescatada en archivos personales e históricos, o en instituciones como el Archivo Nacional.

Andrea nos cuenta: “Es la primera vez en el país que se hace una recopilación de esta magnitud, hemos logrado la recuperación de al menos 330 imágenes. Conseguir esta documentación no ha sido fácil”. La dificultad que alude Andrea tiene que ver con la falta de una correcta categorización por parte de instituciones como el mismo Archivo Nacional de fotografía, el archivo del Banco Central hoy a cargo del Ministerio de Patrimonio. Mucho del registro encontrado en estos lugares alude a retratos, cartas de familia de mujeres aburguesadas por lo general en roles tradicionales y del otro lado se muestra a la mujer indígena desde la fotografía antropológica. Como explica Andrea: “hemos encontrado fotografías desde las diferencias y la medición de los cuerpos, pero desde el empoderamiento ha resultado muy difícil.”

Para la construcción de esta muestra ha sido necesaria un ejercicio de memoria colectiva, Juan Carlos nos cuenta que desde que se lanzó la convocatoria para que el público comparta sus registros, cerca de 30 fotógrafos y fotógrafas, activistas, familiares como en el caso de Julio García fotógrafo chileno que murió en las manifestaciones contra Lucio Gutiérrez, su esposa Charito Parra compartió para la muestra varios momentos históricos registrados por él durante sus años de acompañar la lucha social sobre todo del área rural.

Andrea reconoce que una de las personas indispensables, que facilitó mucho con la construcción de esta muestra es Pocho Álvarez, quien promovió el acercamiento con quienes él conocía que tenían registros.

foto: Archivo Gonzalo Abarca – Asociación Coccinelli

Mientras tejemos memoria entre las cerca de 330 fotografías, ubico unas cuantas fotos sencillas que no guardan una diestra técnica pero si una invaluable huella por la lucha de los derechos humanos. Y hago una introspección, cuando se despenalizó la homosexualidad en Ecuador, yo apenas era una niña, hoy gracias a Gonzalo Abarca y su extenso y minucioso registro sobre todo de las acciones de la Asociación Coccinelli, pude sumergirme en la lucha GLBTI años atrás, sentí la emoción de la primera aparición pública en las calles el 10 de diciembre de 1997, mientras vea rostros de muchas mujeres trans que ya no están, me recojo en hombros, me recojo en vergüenza por la sociedad, de ver que a pesar de la despenalización legal hace ya 20 años, todavía nos queda un largo camino que recorrer para una sociedad respetuosa de las diferencias.

foto: entierro Cayetana Farinango – Archivo Nacional

Quiero contarles más, de Dolores Cacuango, de Cayetana Farinango, de las mujeres afrodescendientes, de las amazónicas y las indígenas por su puesto de las mujeres populares, todas poniendo el cuerpo por defender sus derechos, pero; no quiero restarle magia, me queda invitarles a verla. Esta muestra que se plantea ser itinerante por varios lugares del país, está expuesta desde el 21 al 30 de noviembre en el Salón Espejo de la Universidad Andina en la ciudad de Quito. 

foto: exposición fotografía en Universidad Andina Simón Bolivar


Me despido de Andrea y Juan Carlos, me comparten estas fotografías que wambra.ec hoy comparte con personas en otras latitudes, con una intención primordial: dar un respiro de fuerza y revitalizar a los procesos que cada quien lleva, sobre todo mujeres que estas otras hermanas nos inspiren en esta lucha que ciertamente continúa.

.

ESCRIBE TU OPINIÓN