Tiempo de lectura: 2 minutos
Viernes, 08 de noviembre de 2013
El día 7 de noviembre de 2013 es un día de luto para el pueblo Shuar ecuatoriano y el movimiento indígena de la Amazonía Ecuatoriana. Freddy Ramiro Taish Tivira, joven indígena Shuar de 28 años, padre de familia, fue abatido por el ejército ecuatoriano, como lo confirman relatos de quienes estuvieron presentes y las fotos existentes de tan doloroso hecho.
Nosotros como el Gobierno de las Naciones Originarias de la Amazonia Ecuatoriana (GONOAE) rechazamos la violencia con la que actúa el gobierno, para ejecutar los desalojos, sin conocer la realidad de los lugares donde se realizan las actividades mineras que tienen una explicación histórica, socioeconómica e incluso cultural.
No estamos defendiendo la ilegalidad bajo ningún concepto, nosotros nos hemos pronunciado en reiteradas ocasiones que es de suma importancia legalizar la pequeña minería y que cualquier intervención del gobierno en territorios indígenas deben ser coordinado con el GONOAE, para buscar soluciones en conjunto y evitar un derramamiento de sangre, es decir, debe primar el diálogo ante la represión como principio básico de defensa de los derechos humanos y colectivos. En este mismo sentido nos parece un acto deshumanizante el enfrentar a soldados hermanos indígenas contra su propio pueblo.
Estamos seguros que el desalojo de los trabajadores mineros es una decisión errada, ya que no viene acompañada con una alternativa productiva de la cual puedan subsistir, al contrario, proponemos que se debería impulsar el fortalecimiento de estas organizaciones mineras locales como una alternativa de generar riqueza para el país y no promover la minería a gran escala como la “única vía legal a seguir”, lo paradójico de esto es que las actividades que las transnacionales mineras realizan en el territorio nacional  también son ilegales y no son desalojadas por ello.
Por otro lado, pedimos a los medios de comunicación la veracidad de la información. Que se difunda de una forma transparente, que no se promueva más violencia.  En su lugar, la investigación periodística debe ayudar a dilucidar este lamentable episodio.
Reiteramos nuestra solidaridad con la familia del Freddy así como con la Nación Shuar en la pérdida de uno de sus hijos, así mismo exigimos la indemnización de los pequeños niños que han perdido a su padre.
Estaremos coordinando acciones entre la GONOAE y la CONAIE y en este caso, la Federación Shuar para dar seguimiento a lo sucedido y que este hecho no quede en la impunidad.
Atentamente, 
  
Franco Viteri
Presidente
 

 

Comentar