Tiempo de lectura: 2 minutos

Educación sexual en el sistema educativo ecuatoriano

 

 

Publicado 18 septiembre 2020

 

Conversamos con Skarlet Tamayo, una lideresa estudiantil que durante la pandemia se mantuvo en permanente contacto y organización con cientos de jóvenes de nivel secundario del Ecuador. Ella es presidenta de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios del Ecuador, quienes también intervinieron en el debate del Código Orgánico de Salud. 

El Código Orgánico de Salud, ratifica a garantía de la educación sexual integral en todos los niveles de educación. Algo que para Skarlet ha sido una lucha que lleva años para hacer efectiva: “Yo me acabé de graduar de uno de los colegios, que se dice, es el más grande del sur de Quito, pero sin embargo en todos los años que estuve no recibí ni una campaña. En los seis años de colegio no recibí ninguna de estas charlas. Nos hablaban de la prevención de drogas que este tema tan importante se dejaba de lado este tema. Por Eso, presentamos en 2017 la propuesta que habla de los derechos sexuales y reproductivos” 

Durante la pandemia Skarlet identifica la necesidad de que esta educación se de en todos los niveles, explica los hallazgos de sus encuentros con jóvenes de diversas provincias y que han vivido algún tipo de violencia dentro y fuera de las aulas y ahora incluso de manera virtual, lo explica así: “Es preocupante, porque venimos denunciando los casos de acoso y abuso que se dan en las instituciones educativas. Nosotras como FESE presentamos en la Reforma al Bachillerato General Unificado, del 2017, la propuesta también sobre los derechos sexuales y reproductivos. Dentro de las instituciones este tema sigue siendo un Tabú. Los casos de acoso y abuso no pasan del rectorado”

Adicional, conversamos también sobre el estado de sitio que viven los y las estudiantes en los establecimientos fiscales siendo de los más afectados durante la pandemia: “los estudiantes de los sectores populares y bajos recursos son los que en su mayoría están en establecimientos fiscales. Muchos no cuentan con un internet y redes de conectividad fijo y aparatos, su derecho a la educación se ve vulnerado. En la zona rural solo el 16,6% cuenta con un internet fijo y en la ciudad solo el 30%, por lo que varios se quedaron fuera de este año lectivo. Adicional hubo una saturación de la plataforma y más de 30 mil estudiantes no lograron dar el examen a pesar que se inscribieron”

 

Conoce más visitando el siguiente link: