Tiempo de lectura: 2 minutos

.

Antigrita: los rostros de las tomas feministas en México

fotoreportaje

 

Por:  Lizbeth Hernández  @abismada_

 

Publicado 21 septiembre 2020

 

Madres de mujeres víctimas de violencia machista, madres de personas desaparecidas, colectivas, integrantes del bloque negro, raperas, cantantes y standuperas marcaron la jornada de la “Antigrita” en la renombrada “Ocupa Casa de Refugio Ni Una Menos México”, anterior sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en el centro de la capital de México.

La “Antigrita” es una de las acciones de protesta de decenas de mujeres que mantienen tomado el edificio de la CNDH, desde el cuatro de septiembre, como un acto antagonista a la ceremonia oficial del “Grito de Independencia” que se realiza cada año el quince de septiembre en México.

A este acto de protesta, acudieron mujeres de distintas edades, principalmente jóvenes y de dversas colectivas, quienes dan continuidad a una serie de protestas feministas contra los distintos tipos de violencia que, pese a la pandemia por la COVID-19, no han parado en el país y en América Latina..

Esta ocupa tiene como antecedente la toma de una de las salas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que inició el dos de septiembre donde madres y familiares de personas desaparecidas reclamaron la inacción de las autoridades ante sus casos y demandas. Dos días después, el cuatro de septiembre, integrantes de distintos colectivos feministas y de mujeres hicieron la toma de todo el inmueble. A partir de ese momento demandado la resolución de casos sobre violencia feminicida,  desaparición forzada, entre otros. Uno de los colectivos es el Frente Nacional Ni Una Menos, que tiene entre sus integrantes a Yesenia Zamudio, madre de María de Jesús Jaimes Zamudio, estudiante del Instituto Politéctino Nacional que en 2016 fue lanzada desde un tercer piso por un profesor que intentó abusarla, su muerte quiso ser pasada como suicidio, pero fue un feminicidio.

Las oficinas tomadas  fueron convertidas en un refugio para mujeres víctimas de violencia. La toma ha motivado distintas reacciones. La titular de la CNDH, Rosario Piedra, hija de Rosario Ibarra de Piedra una reconocida activista, fundadora del Comité ¡Eureka! que aglutinó a familiares de personas desaparecidas en los años 70, ha respondido que la crisis que se está viviendo es por omisiones pasadas y que hay apertura al diálogo. Pero, las madres y familias reclaman que las autoridades no escuchan, ni atienden sus exigencias, y ese fue el mensaje que más reiteraron durante la “Antigrita”

Comentar