Tiempo de lectura: 2 minutos

 

Médicos y pacientes piden ampliar emergencia a hospitales de la Seguridad Social

 

 

Por Verónica Calvopiña @kinorax

 

 

Publicado 01 de septiembre 2021

Tiempo de lectura: 2 minutos

 

135 hospitales públicos se encuentran en emergencia focalizada desde el pasado 11 de agosto, debido a la falta de medicamentos e insumos. La declaratoria que dura dos meses, permitiría la compra urgente de medicamentos por 43 millones de UDS, preferentemente destinados a enfermedades oncológicas y catastróficas. Según el Ministerio de Salud, a partir del próximo 10 de septiembre, un mes después de la declaratoria, estos medicamentos llegarían a los hospitales.

Para la Asociación Nacional por la Salud, ANS, plataforma que junta a colectivos de médicos y pacientes, la declaratoria de emergencia debería ser en toda la Red Integral de Salud, misma que incluye los hospitales del IESS, ISSFA y ISSPOL, donde el desabastecimiento de fármacos ha afectado por meses a las y los pacientes. Esta exigencia la hicieron el martes 31 de agosto en rueda de prensa, donde, además, solicitaron al Ministerio de Salud que adquiera medicamentos bajo estándares de calidad y no solo pensando en el precio. Entre sus demandas pidieron que la compra de medicamentos sea transparente, y manifestaron su apoyo para investigar casos de corrupción en los hospitales y en la salud pública.

De su parte, Dolaridia García, representante de pacientes trasplantados y pacientes en diálisis, aseguró que la crisis en la salud también tiene que ver con la deuda que el Estado mantiene con las clínicas que realizan diálisis. Por tal razón, exigió que los tratamientos sean continuos y que se reserve un presupuesto intocable para el tema de medicamentos.

La Ministra de Salud, Ximena Garzón, sin embargo, mencionó durante la firma de un convenio relativo al transporte de órganos para trasplantes este miércoles 1 de septiembre, que la compra de medicamentos en los hospitales de la seguridad social, no es un deber del Ministerio sino de cada entidad. En dicho evento, la ministra señaló que entre las acciones que contempla la declaratoria de emergencia, está la revisión de los presupuestos de los hospitales para conocer su ejecución. También aseguró que se busca la rehabilitación de algunos hospitales que estarían subutilizados y que podrían tratar enfermedades oncológicas y catastróficas.

En un informe publicado por el Ministerio de Salud en agosto pasado, se menciona que, ante la falta de medicamentos en los hospitales públicos fueron los pacientes y sus familias quienes tuvieron que cubrir esos costos, lo que tendría un impacto económico: “El desabastecimiento de medicamentos y dispositivos médicos puede producir un incremento del Gasto de Bolsillo en Salud (GBS), afectando directamente a las familias en un rubro aproximado de $257 millones hasta finalizar el año 2021”.