Tiempo de lectura: 4 minutos

NOTICIA

85 mil estudiantes sin cupo para la universidad según SENECYT. La FESE habla de 205 mil

Por: Mishell Mantuano @MishellMantuan2

Publicado 10 de mayo de 2022

 

La Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, FESE, informó que, el 09 de mayo de 2022, concluyó la primera postulación para el ingreso a la universidad por parte de estudiantes secundarios.  

Tras conocer los resultados de la postulación, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, Senescyt, anunció que 85 mil estudiantes se quedaron fuera de la universidad. Sin embargo, la FESE afirma que son 205 mil aspirantes que se quedaron sin cupo, por ello, anunciaron movilizaciones por el derecho a la educación superior.

***  

Skarleth Tamayo, presidenta nacional de la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, FESE, dijo que la organización ha acompañando a los y las estudiantes desde que se implementó el examen Transformar, el nuevo examen de ingreso a la universidad, modificado en el gobierno de Guillermo Lasso.

El primer examen Transformar se aplicó por primera vez, en agosto de 2021 y evalúa las aptitudes en el área numérica, verbal, lógica, atención y concentración de las y los estudiantes  para su ingreso a las universidades e institutos de educación superior del país. Esta prueba reemplazó al Examen de Acceso de la Educación Superior, EAES, que se encargaba de evaluar conocimientos y que regía desde el año 2012.

Cynthia Borja, docente de psicología de la UDLA y especialista en ingreso a la educación superior, en un conversatorio con la Secretaría de Educación Superior, Senescyt, mencionó que los exámenes de aptitudes como el Transformar “busca predicciones de las capacidades de cada persona y saber si es buena para matemáticas, razonamiento, lógico, razonamiento verbal. Pero no me va a poder orientar hacia una profesión”

Y, recalcó que al aplicarse este test para ingresar a la universidad se “permite saber cómo le va a ir al individuo, en caso de lograr entrar a la universidad, saber el tiempo que estará y si le será posible terminar la carrera. De igual forma cuando consiga un trabajo”.

 

Test Transformar, un sistema colapsado 

El examen estaba previsto rendirse entre febrero y marzo de 2022, pero según Skarleth Tamayo, presidenta de la FESE, “debido a las inconsistencias del gobierno y la mala planificación, las y los estudiantes apenas rindieron el examen a finales de abril. Y,  como en todos los sistemas que se han dado, en todos los exámenes, se ha tenido los mismos problemas. La página web no está equipada para toda la cantidad de estudiantes postulantes para el ingreso a la universidad. Es por eso que,  proceso tras proceso hay miles de estudiantes que no pueden rendir el examen”, indicó.  

Tamayo recalcó que han creado buzones de quejas y denuncias a través de redes sociales como telegram para receptar denuncias de las y los estudiantes. Este sistema les ha permitido llevar una contabilidad de los casos y complicaciones que se presentan al momento de rendir el examen. “La mayoría reportan que la página colapsa, no responde”, recalcó Tamayo. Es así que durante la rendición de la prueba Transformar, la FESE registró que la página colapsó 103 mil veces. 

Otra de las quejas que presentan los y las estudiantes que buscan rendir el examen es que había un orden específico, “no podías saltarte, tenías un tiempo determinado para resolver cada área”. Entonces el problema se suscitó porque los y las estudiantes que rinden el examen no podían empezar por el área en la que más destacan, lo que creó problemas, explicó.

Tras rendir el examen,  el 24 de abril, estudiantes y representantes de la FESE se acercaron hasta la Presidencia de la República y a las instalaciones de la Senescyt, para dejar un oficio al presidente Guillermo Lasso, y al Secretario del organismo, Alejandro Rivadeneira, pidiéndo una nueva fecha de reactivación del examen. 

Este pedido según Skarleth Tamayo se hace “porque no es justo que ellos se queden fuera por problemas de la plataforma”. Además, en su misiva, las y los estudiantes pidieron el libre acceso a la universidad, pero hasta la fecha no han recibido respuesta alguna de las autoridades.

 

Estudiantes sin cupo para universidades

Alejandro Ribadeneira, secretario de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, Senescyt, informó que la oferta para el primer periodo académico es de 122 mil cupos y que, en la primera postulación que se dio del 4 al 6 de mayo, hubo 215 mil postulantes, tras lo cual, 85 mil personas se quedaran sin cupo para ingresar a una universidad o instituto de educación superior en Ecuador. 

Ante estas declaraciones, la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador, FESE, a través de cuenta de facebook presentó sus cálculos y señalaron que: la cifra de personas que quieren ingresar a la universidad superan el número presentado por el Senescyt. 

La organización estudiantil señaló que, según cifras oficiales, para esta postulación hubo 327 mil personas inscritas, pero solo 122 mil cupos fueron ofertados, lo que deja fuera a 205 mil personas. 

Según Ribadeneira, las personas que durante la primera postulación  se les asignó un cupo y lo rechazaron “podrán participar en las siguientes etapas de admisión”. En lo que sigue del año habrán dos postulaciones más, una, del 15 al 17 de mayo y otra, del 25 al 26 de mayo de 2022.

La FESE respondió y dijo que la Senescyt debe desaparecer y “en su lugar, las universidades deben asumir las competencias de dirigir el sistema de ingreso, pero, sobre todo, el gobierno debe invertir en aumentar más cupos, más carreras, más docentes y aulas”.

Asimismo piden a la Asamblea Nacional “debatir la propuesta de nueva Ley Orgánica de Educación Superior, LOES, presentada por los gremios educativos y por el gobierno y crear un nuevo Sistema Nacional de Nivelación y Admisión, SNNA, para garantizar libre ingreso a las universidades”.

La presidenta de la Federación anunció que tomarán acciones y se movilizará el 12 de mayo de 2022 a nivel nacional, pero principalmente en la ciudad de Quito para defender el derecho a la educación y el libre acceso a las universidades de los y las estudiantes y por supuesto por la equiparación salarial de los y las docentes.