por Verónica Calvopiña @kinorax

Tuvieron que pasar cerca de dos meses para que la justicia ecuatoriana declarara la inocencia de 4 jóvenes detenidos durante el Paro Nacional el 13 de agosto en el Puyo. Sin embargo, dos personas más continúan detenidas. Estos jóvenes fueron acusados por los delitos de ataque y resistencia, al igual que otras decenas de personas en Orellana, Macas, Saraguro, Tungurahua, Cotopaxi, y otras tantas ciudades que participaron en el levantamiento nacional en agosto pasado.

A más de la criminalización a la protesta social, llama la atención que ahora “la resistencia” sea considerada un delito. Si, esto en un país cuya Constitución garantiza el derecho a la resistencia. Según el gobierno nacional, no se persigue la protesta sino el delito, y ahora la resistencia es el delito, no en vano hasta se habla de cambiar este artículo constitucional.

Uno de los jóvenes liberados se trata de Santiago Morales, de nacionalidad colombiana que se encontraba de viaje por Ecuador durante los días del paro nacional. El 13 de agosto, Santiago se encontraba “parchando”, haciendo pulseras de hilo en las calles del Puyo para costear su viaje, cuando militares y policías llegaron para reprimir las marchas, resultando detenido.

En una carta emitida el 29 de septiembre, Andrés Morales, primo de Santiago denunció en Colombia la detención de su familiar, así como la violación de sus derechos. En esta carta se afirma que las autoridades ecuatorianas no informaron a los familiares de Santiago sobre su detención; también se denuncia las pésimas condiciones de su encarcelamiento en la prisión de Putuimi.

Pero mientras en el Puyo, estas cuatros personas fueron liberadas, en otras ciudades se levantan cargos para dirigentes sociales. Así, en Tungurahua varios dirigentes fueron acusados del delito de secuestro a un grupo de militares. En Macas hay 16 personas procesadas, es decir 16 personas acusadas también por el delito de ataque y resistencia; en Orellana en cambio hay 9 personas detenidas por presunto sabotaje.

Ante esta situación, las organizaciones sociales se encuentran realizando varias acciones de solidaridad hacia las personas detenidas, sentenciadas y procesadas durante el Paro Nacional. Una de estas acciones fue el Evento “Amazonia, yo te nombro libertad” realizado en la Plaza de la ciudad del Puyo, el sábado 10 de octubre, evento donde se recaudaron fondos que servirán para sustentar la defensa jurídica de las personas procesadas.

ESCRIBE TU OPINIÓN