Tiempo de lectura: 7 minutos

Entrevista a Patricio Chávez y Joselyn Yaguana – @Yasunidos

Por: Roberto Chávez @lamalaactitud – WR

Transcripción: Sayle Lemos @saya_lemos – WR

El 15 de agosto del año 2013, el Presidente de la República, Rafael Correa declaró el cierre de la iniciativa Yasuní ITT y del fideicomiso que venía junto con esta. La gente empezó a darse cuenta de que existen otras iniciativas que no sea explotar el Yasuní, por esto se juntaron mentes, palabras y gente, y se creó el grupo Yasunidos, que han venido acompañando este proceso a través de una pregunta para la consulta popular. Se han dado la posibilidad de recolectar firmas para que el pueblo ecuatoriano decida en las urnas, si quiere o no la explotación del Yasuní ITT.

Patricio Chávez y Joselyn Yaguana son parte del movimiento Yasunidos, nos contarán  todo lo que han venido realizando durante estos tres meses casi cuatro el movimiento y la organización Yasunidos, exigiendo que se tome en cuenta la palabra de las ciudadanas y ciudadanos para que se haga presente en la consulta popular.

 WR: ¿Qué es Yasunídos y cómo surgió esta propuesta?

PC: Digamos, la lucha por el Yasuní no nace ahora, no nace en agosto, no nació en el 2007 en junio cuando el presidente lanzó la iniciativa Yasuní ITT. La lucha por el Yasuní yo diría que nació talvés, quizás, antes o a la par de la lucha en contra de la Texaco. Es una cosa que tiene ya décadas y es el avance de la conciencia ecologista de la población ecuatoriana.

JY: Yasunídos como movimiento, es la unión de varias personas que nos dispusimos a que no se quede en palabras la consulta, sino que lo hagamos real y hemos decidido recoger las firmas, que es muy difícil pero no imposible.

 WR: ¿Cómo se formó Yasunídos?

PC: Yo diría, que hay gente ahorita a nivel nacional. Los Yasunídos en realidad somos un grupo de varias organizaciones, somos varias organizaciones agrupadas en torno a la defensa del Yasuní en este momento, y en torno a la exigencia de que se haga realidad ese sueño que nos vendió este gobierno durante estos seis años.

En ese sentido en Quito hay una gran cantidad de colectivos, pero también en el resto del país. Hay muchas organizaciones, clubes ecologistas, grupos de jóvenes, grupos de amigos, que están viendo la necesidad de cumplir con ese sueño de salvar el Yasuní, de dejar atrás este proceso extractivista y que en este paraguas que hemos permitido crear a través de Yasunídos, todos se han lanzado a esta tarea que como decía Jos es dura, pero más que difícil… diría dura; pero que es completamente posible y por eso estamos muy contentos porque vemos, que no somos sólo nosotros en Quito sino en el resto del país. En las Islas Galápagos hay gente que nos ha enviado firmas, desde España, desde Holanda, desde Hawái, o sea es una cosa a nivel mundial, es lo que se merece un sitio como el Yasuní, la preocupación mundial.

WR: ¿cómo la iniciativa Yasuní ITT ha permitido que muchos más jóvenes se organicen a partir de esta propuesta ecológica que plantea Yasunídos?

JY: Los jóvenes se han sumado a esta lucha ya que es como el futuro que nos queda a los que estamos recién forjando nuestro futuro, entonces si es un camino, es un paso que damos al apoyar esta iniciativa de la consulta popular, de unirnos por el Yasuní, no sólo por el Yasuní, sino por todas las luchas ambientales que hay, ya que de eso es lo que estamos viviendo, antes de nosotros estuvo la naturaleza.

PC: Las “zapateadas” nacen porque previmos que iba a pasar esto. Esta vez, sino me equivoco, era la novena vez que el Presidente anunció que se echaba abajo la iniciativa, lo había hecho cada fin de año y lo había hecho cada medio año, cada vez que se cumplía el aniversario de lanzamiento de la iniciativa, entonces ya el 15 de mayo, si no me equivoco o a mediados de mayo, anunció que se iba a hacer una evaluación final y que después de eso se daría un mensaje al país.

Y nosotros en ese momento, una de las organizaciones que es ahora parte de Yasunidos, la campaña “Amazonia por la vida”, empezamos a hacer unas veladas todos los días jueves desde las cinco de la tarde en las afueras del Palacio de Gobierno y esto se mantuvo durante varios meses, mayo, junio y julio y la cosa fue creciendo, la gente se iba dando cuenta de esto y ya cuando se anunció desgraciadamente la caída de la iniciativa, yo creo que lo único que le quedaba de revolucionario a este gobierno se cayó con la iniciativa. Se evidenció todo ese apoyo de la gente y preocupación por defender el Yasuní y así fue como se armaron dos marchas inmensas que en mucho tiempo no se habían visto acá y luego ya con la conformación del grupo de Yasunidos conseguimos que también en las otras ciudades como Cuenca, Riobamba, Ibarra, Loja, Machala, Montecristi, Guayaquil, por mencionar algunas, se repitiera esta idea de la zapateada que es básicamente esa protesta desde la visión no solamente de los jóvenes sino desde aquellas personas que se dedican a otros temas, también como los artistas. Entonces es un poco el sostener la idea de que todos estamos unidos por el Yasuní, de que es una responsabilidad de todos que defendamos el Yasuní y que hay muchas formas de defenderlos, desde sentarnos en nuestras aulas con un formulario y pedir firmas a nuestros compañeros, a nuestros amigos y en nuestras casas, hasta salir un jueves por la tarde a pedir y a exigir que se haga la Consulta Popular para que sea la gente la que decida el futuro de este lugar tan importante.

 WR: ¿Cómo ha sido la recolección de firmas, qué se ha hecho?

PC: Hemos hecho varias cosas, desde montar puntos fijos, les llamamos puntos fijos, puntos móviles, los sitios donde la gente se puede acercar a firmar, los puntos móviles donde cada cierto tiempo viendo cada evento que se viene dando con asistencia masiva de gente, ir hacia allá y pedir a las personas que firmen.

JY: Hemos hecho programas artísticos, hemos tratado de llegar a la gente por todos los medios, en radio, en el Yasunizarte, en donde queremos que toda la gente se integre, no solo jóvenes, sino los niños, las personas de la tercera edad, los adultos. Eso quiere decir que todos los ecuatorianos y las personas que viven  en otro país se sensibilicen sobre este tema.

PC: En fin de año por ejemplo, en las fiestas de Quito, fuimos a los eventos que se organizaron por estos festejos. Básicamente yo diría que los jóvenes firman, o sea, es súper interesante, porque cuando uno se acerca a pedirle una firma a una familia por ejemplo, cuando van los papás con su hijo o con su hija, quien te dice: sí, yo firmo es la chica o el chico, el adolescente, afortunadamente en este caso, los chicos y chicas mayores de 16 años pueden votar, entonces son ellos quienes firman y son ellos quienes piden a sus padres que nos firmen. Yo diría que de cada 10 personas 7 nos firman entonces es un porcentaje súper alto, casi casi no encontramos resistencia.

La mayor resistencia está dada en las personas que son servidores públicos y eso es lamentable, porque la gente te dice “yo les apoyo, les felicito por eso, pero no te puedo firmar porque tengo miedo de que luego verifiquen mi nombre, me hagan seguimiento y tomen represalias en contra mía”, entonces es una cosa bien triste que te diga eso la gente, yo diría que más de la mitad de los funcionarios públicos nos dicen lo mismo.

 WR: ¿Qué viene después de este año 2013 que terminó? ¿Qué viene para Yasunídos? ¿Qué viene por la defensa del Yasuní?

PC: Viene incrementar la campaña de recolección de firmas, seguimos con la idea de la zapateadas y estamos pensando en que esas zapateadas sean un poco más críticas, estamos pensando que en esas zapateadas deberíamos exigirles por ejemplo también a los funcionarios públicos que firmen, nosotros decimos esto por la defensa de la democracia, por la defensa de la Amazonia, pero además por la defensa de la democracia.

Nos han dicho que la mayoría de la gente en este país está de acuerdo con la explotación petrolera, sin embargo las encuestas a este gobierno que tanto le gustan, dicen lo contrario, el día en que se echaba abajo la iniciativa más del 90% de la gente estaba en desacuerdo con eso,  más del 90% de la gente quería que se sostenga la iniciativa, quería que se mantuviera el Yasuní. Entonces más allá o mejor dicho aumentando a esto de la defensa de la naturaleza también es la defensa de la democracia en este país, nosotros estamos convencidos con eso, creemos que somos un movimiento apartidista, pero somos un movimiento, un grupo de gente profundamente político con un mensaje profundamente político, estamos cuestionando lo que algunos compañeros y compañeras dicen, “es la sangre del capitalismo”, estamos cuestionando la explotación petrolera, estamos cuestionando toda esa economía sucia que gira atrás de la industria petrolera.

Lo que pasó con Texaco aquí en la Amazonia ecuatoriana ha pasado en muchísimos otros países, yo diría en todos los países donde existe explotación petrolera y entonces es un poco a contra sentido, es un poco incoherente pensar que uno puede defender o puede acusar a la Texaco de contaminación con una mano y con la otra mano seguir rascando, hurgando en el Yasuní para seguir sacando el petróleo. Esta es una propuesta política de mucho alcance, muy profunda y que invita a que toda la ciudadanía se junte porque es finalmente exigir que en este país se nos escuche, se escuche a la gente y no se asuma que con el ganar una elección se puede hacer lo que se quiere y se puede decir lo que se quiere.

WR: Y la gente que se quiere unir a las y los Yasunidos ¿qué puede hacer?

JY: Pueden visitar la página www.yasunidos.org en la que pueden encontrar mucha información acerca del Parque Yasuní y se pueden descargar el formulario para poder recolectar firmas y unirse a la lucha que vamos haciendo a diario, que no sólo lo vamos a hacer hoy o mañana sino vamos a seguir hasta el final, hasta que triunfemos como queremos.

WR: Motiven e inviten a la gente a que se sigan sumando a las iniciativas de Yasunídos.

PC: Sí, acompáñennos como decía la Jos www.yasunidos.org semanalmente publicamos la agenda de actividades, entonces visiten esta página, enterecen de donde estamos recolectando las firmas, de cuáles son los puntos donde estamos, entérense de cuál va a ser la siguiente zapateada y cuando nos vean en la calle por favor acérquense y firmen. Acérquense a los sitios donde estamos recogiendo las firmas, entréguennos los formularios que tengan. Hay mucha gente que tiene formularios y necesitamos esos formularios para tener ya una evaluación de cómo estamos yendo con el tema de las firmas.

 

Comentar