Por: Redaccción Wambra @wambraradio

Organizaciones GLBTI y de mujeres presentaron una acción de Medida Cautelar solicitando al Estado evitar y hacer que cesen discursos de odio difundidos por la campaña #ConMisHijosNoTeMetas. En la audiencia realizada el 19 de octubre, los jueces determinaron que “sí existió una vulneración de derechos, por lo que la medida Cautelar deberá ser planteada como una Acción de Protección” para lo que se realizará una nueva audiencia el miércoles 25 de octubre.

Una acción para evitar violación de derechos

La acción presentada por organizaciones GLBTI no es una demanda penal, es un pedido de Medida Cautelar, una garantía constitucional, que busca evitar o hacer cesar una violación o amenaza de violación de un derecho. Es decir, las organizaciones GLBTI piden protección al Estado de lo que ellos denominan “discursos de odio y estigmatización” generados en la convocatoria y marcha de la campaña #ConMisHijosNoTeMetas, que se realizó en varias ciudades del Ecuador, impulsada por grupos religiosos evangélicos y católicos conservadores.

Las organizaciones GLBTI interpusieron esta acción dos días antes de la realización de la marcha #ConMisHijosNoTeMetas el 14 de octubre. En el documento de la Acción de Medida Cautelar dan sus argumentos: “la campaña contiene mensajes de discriminación e incitan al odio y rechazo a las personas LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersex, Queer) lo que ha provocado que seamos víctimas de ataques, insultos y amenazas tanto en redes sociales como en los espacios públicos de la ciudad de Quito”.

Los accionados son Obispos y Arzobispos de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (C.E.E), específicamente su presidente el Obispo Eugenio Arellano; su vicepresidente Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil, y su Secretario General René Coba Galarza. También están incluidos pastores evangélicos y los promotores del Movimiento Vida y Familia, específicamente Freddy Guerrero, Jaime Cornejo, Fernando Lay, Estuardo López.

Para las organizaciones GLBTI, los pedidos de los voceros de Con Mis Hijos No Te Metas y de Familia y Vida contradicen la Constitución, que en su artículo 70 dice: “el Estado formulará y ejecutará políticas para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres, a través del mecanismo especializado de acuerdo con la ley, e incorporará el enfoque de género en planes y programas, y brindará asistencia técnica para su obligatoria aplicación en el sector público”. Este enfoque de género para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres, es el que se encuentra presente en la Ley Orgánica de Prevención y Erradicación de la Violencia de Género contra la Mujer, que busca que el Estado realice acciones para evitar la violencia sexual contra niñas, contra las mujeres, que en su forma más extrema se expresa en más de 120 feminicidios solo en 2017 según la Fiscalía. Y es justamente este enfoque de género, presente en amplia legislación nacional e internacional, lo que molesta a los voceros religiosos conservadores, quienes difundieron información errada sobre una supuesta “ideología de género que destruiría la familia”

A la audiencia de Medidas Cautelares asistieron organizaciones GLBTI, de mujeres, de derechos humanos. La organización Surkuna, que trabaja por los derecho de las mujeres y acompaña casos de feminicidios, entregó un Amicus Curie en respaldo a la acción constitucional.

Lo que puede desencadenar el odio

Las organizaciones LGBTI en el documento de su acción expresan que a raíz de la campaña #ConMisHijosNoTeMetas se provocó una ola de intolerancia y odio hacia las personas de identidades sexo genéricas diversas “todo esto, desencadenó que algunas personas nos envíen mensajes amenazantes y discriminatorios a nuestras cuentas personales de redes sociales haciendo alusión a nuestra orientación sexual e identidad de género con frases duras como “si no dejas la mariconada te vas a ganar una golpiza”, “si sigues siendo anormal y no te defines como un hombre de verdad te vamos hacer probar una paliza que nunca olvidarás”, “pervertidos”, “maricones”, “depravados”, “anormales” y “pecadores” Expresan en el documento.

Según Iván Carrazco, de Tejido Diverso, estas agresiones realizadas a través de redes sociales “deben ser tomadas enserio, ya que pueden desencadenar en agresiones personales, como ha sucedido en otro países donde ha operado la campaña #ConMisHijosNoTeMetas” . Según las organizaciones de derechos, la estigmatización puede generar una “patologización de las personas GLBTI”, es decir que sean consideradas enfermas, lo cual ha ocasionado que personas gay, lesbianas sean ingresadas en clínicas de deshomosexualización. Frente a esto la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, dirigida por la hermana Elsie Monje, se han pronunciado, expresando su preocupación por la existencia de estas clínicas que violan los derechos básicos de las personas. Comunicado CEDHU

Sobre este mismo tema Cayetana Salao, artista, activista por los derechos de las mujeres, parte de Taller Comunicación Mujer, denuncia en el libro “Retratos del encierro” lo que sucede en estas clínicas de deshomosexualización como “clínicas de tortura”

Nueva Audiencia

El 25 de octubre se realizará una nueva Audiencia de Acción de Protección a la cual deberán asistir los representantes de la Conferencia Episcopal, los pastores evangélicos y los impulsores de Campaña Con Mis Hijos No Te Metas a responder sobre los discursos emitidos que fomentaron el odio y la intolerancia.

ESCRIBE TU OPINIÓN