Por: Carla Heredia* @HerediaCarla

La frase “las mujeres deben evitar vestirse como putas” dicha en Canadá por una autoridad impulsó la Marcha de las Putas por 60 países. El sábado 18 de marzo se celebró la 6ta edición en Quito. En un marco de alegría, nos tomamos el insulto machista y reivindicamos la palabra puta marchando para levantar nuestra voz en contra de la estigmatización sexo-genérica por vestirnos como deseamos, por tener autonomía sexual…por ser libres y por un mundo sin violencia. Por primera vez asistí ya que estudiar fuera del país me ha limitado en asistir.

Mi padre me fue a dejar a la marcha a eso de las 16: 30pm, nos despedimos y a los 10 min lo volví a ver y se acercó a la marcha donde vio la diversidad de la misma. Había estudiantes, adultos, niñ@s, mascotas, gente heterosexual, homosexuales, transexuales, y todo aquel que decidió sumarse. Me dijo: que te vaya bien y “no te estarás juntando con maricas.” Creo que le impactó ver personas transexuales y a unos chicos que lucían “afeminados” con camisetas rosadas y maquillaje. La posición cómoda habría sido decir: “sí papá, lleve lleve… chao”. Pero no, decidí como hace mucho tiempo lo hago (con cualquiera que diga un comentario de este tipo) intentar concientizarlo y le dije en resumen que esta marcha era inclusiva, es de tod@s, tal cual como debería ser la sociedad. Un Ecuador para todos sin discriminación. Para finalizar le volví a decir brevemente el fin de la marcha y que yo me junto con tod@s. El me escuchó, me deseó suerte y se fue.

La marcha se vivió en paz, con consignas claras y mucho ánimo de visibilizarnos y concientizar. A pesar del aguacero la gente se mantuvo en pie firme y finalmente llegamos a la Plaza Foch donde se realizó el concierto. Disfrutamos de la música de varios grupos y Ana Almeida, organizadora del evento me invitó por twitter a irla a ver a la tarima y me dijo si podía decir algunas palabras a la gente. Ya se imaginarán mi sorpresa, pero accedí. Se me entregó la camiseta y se mencionó mi carrera en el ajedrez y activismo. Recuerdo haber dicho que gracias a tod@s por asistir y que debemos seguirle dando un jaque al patriarcado, al machismo, a la discriminación y a la violencia. Agradecí y seguí disfrutando del evento con mis amig@s. Creo que debí haber contado la historia con mi padre. Pero quizás se me da mejor escribir que la improvisación en el escenario.

Sin ir muy lejos, la historia con mi padre demuestra una de las razones de porqué necesitamos esta marcha y movimientos sociales para concientizar. El prejuicio, discriminación, machismo, etc no solo está en los políticos, en los medios, en la calle o trabajo, también empieza en casa o desde nosotros mismos. Solo este tipo de eventos, la educación, el dialogo abierto y el verdaderamente querer romper prejuicios y animarnos a conocer a diversos seres humanos harán que podamos evolucionar desde casa y hacia afuera.

La marcha ha acabado hasta el próximo año, pero la lucha continua a diario desde donde estemos. El primer “rival” a derrotar es a nosotr@s mismos y quizás el ejercicio más duro es hacerse una introspección de nuestros prejuicios y actitudes para así cambiarlos.

Para cerrar con broche de oro el evento estuvo la rapera Guatemalteca Rebeca Lane que con su música sin tapujos y su actitud frontal ha movido conciencias por el mundo. Su última canción decía: “Libre la que ríe, la que gime, la que grita, la que baila, la que goza, la que explota, la que brilla porque no le importa y no corta las alas a otra Uo uo uooo libre atrevida y loca.”  En resumidas cuentas, la gente tomamos este coro y lo cantamos a todo pulmón como un llamado a ser libres, sin etiquetas, sin la presión social que muchas veces se quiere hacer sobre nuestros cuerpos y pensamientos.

Mi padre a quien amo, me escucha. Nos cuestionamos, muchas veces no nos entendemos, nos frustramos, pero sin duda este es el ejercicio que se debe hacer para crecer: abrir el diálogo de igual a igual. Quizás el tiempo, mi cariño, argumentos y una sociedad más inclusiva me ayuden a abrir más los ojos de mi padre.

Gracias a la Marcha de las Putas por la camiseta, por permitirme dar un corto mensaje y más aún por inspirarme a seguir junto a muchos luchando por la igualdad, la inclusión, la no discriminación, la libertad.  Y ojalá un día tener un país que le dé Jaque Mate a la violencia.

Mira la fotogaleria de  Juan Andrés Iza

[slideshow_deploy id=’6484′]

Para conocer mas de trabajo de Juan Iza puedes visitar su Fanpage Lucas Desiree Photography o también su álbum de Flickr Juan Andrés Iza

*Carla Heredia, campeona panamericana de Ajedrez, publicó este texto en su cuenta de twitter y lo autorizó  para que sea publicado en Wambra Radio

ESCRIBE TU OPINIÓN