Tiempo de lectura: 6 minutos

La imagen que guardé de las protestas en Ecuador y Chile

Memoria gráfica de ilustradorxs y artistas

 

Por: Camila Albuja @camilaalbuja98

Una mujer en medio de gases lacrimógenos mirándote de frente como diciendo ¡tú que miras, has algo!; personas con escudos de cartón, ollas en la mano, usando la bandera nacional como capa; son solo algunas imágenes que se grabaron en nuestros celulares y en nuestra memoria visual de las  protestas en Ecuador y Chile.

Artistas a través de colores, líneas, creatividad e inspiración encontraron en la ilustración la manera de expresarse y, en muchas ocasiones, de protestar. Las redes sociales fueron su plataforma de publicación y la comunidad cibernética su principal promotora.

En Ecuador las protestas se dieron en medio de un Paro Nacional donde uno de los puntos centrales era la resistencia a las medidas económicas impulsadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ejecutadas por el gobierno de Lenin Moreno. En Chile, las calles se llenaron  de jóvenes y personas de diverso origen en un solo grito contra la desigualdad, en un país que durante años fue el ejemplo de un modelo neoliberal exitoso. Dos países que se tejieron, no solo en el accionar en las calles, sino en las imágenes que decenas de artistas e ilustradores realizaron. Muchxs a la distancia de sus países, otrxs ante la imposibilidad de marchar, o por la única motivación de hacer algo. Estas son las imágenes memoria de la protesta.

 

María José Machado

Mejor conocida como Pepita Machado, es abogada y pertenece al colectivo feminista Cabildo por las Mujeres de Cuenca. Pepita es pintora, trabaja en género y derechos humanos. En su dibujo quiere representar la valentía y la dignidad de las mujeres indígenas del campo. Lo hizo porque estuvo presente en los sectores principales de las manifestaciones durante el Paro Nacional y vio cómo había niños y niñas con máscaras para protegerse de las bombas lacrimógenas. “La marcha había sido pacífica, pero aun así hubo represión, me pareció cruel” cuenta Pepita. Vio a una pequeña niña que estaba jugando afuera de la Casa de la Cultura, en Quito, mientras la Policía Nacional del Ecuador reprimía a los y las manifestantes. Recuerda María José “Fue bonito verla, pero cruel por parte del Estado represor”.

Durante la marcha muchas personas acusaron a las madres de exponer a sus hijos, las responsabilizaron. Para Pepita esto es desconocer a la cosmovisión indígena y cómo ha sido la lucha de las mujeres indígenas en la historia. En su blog escribe: “en ninguna parte de esos instrumentos se responsabiliza a las madres de los posibles peligros que pueden correr sus hijos e hijas, aún en guerra, que es el peor escenario posible; como ahora quieren sugerirnos libertarios, femeninas no feministas y niñólogos que se han revisado de la misoginia”. También destaca toda ayuda que brindaron muchos ciudadanos y ciudadanas de Quito, al ser voluntarios, estar en las brigadas médicas, donar comida, ropa o medicinas, Pepita dice “se ha ocultado grandes violencias y grandes solidaridades”.

 

Florencia Vidal Toledo

Artista chilena que dibuja desde que es  niña y comenzó hacerlo profesionalmente desde hace dos años. Para ella, ilustrar es una forma de expresar lo que siente. Cree en la resistencia y considera que el papel de el y la dibujante es expresarlo de manera simple y didáctica. Para Florencia, ilustrar es mostrar los sentimientos, como el enojo, sin verbalizarlos. “También, es una forma de que el mundo se entere de lo que está pasando en Chile”, asegura.

Las protagonistas de sus ilustraciones en su mayoría son mujeres “quiero representarlas en su lucha que ha sido de varios años y que tiene que ser visibilizada” Florencia Vidal.

                                

 

Jonathan Terreros

Es Licenciado en Diseño Gráfico, tiene 23 años y vive en Otavalo. Jonathan, cuenta que ilustrar fue su forma de protestar. Recuerda que no pudo salir de Otavalo como sus amigos y decidió apoyar el Paro desde el diseño gráfico para que no se sientan solos. Su objetivo era hacer ver digitalmente cómo los pueblos están en resistencia. No quiso manejar una temática que se enfocara en la violencia y, por ello, el concepto que utilizó fue la esperanza. Siente una gran conexión con el pueblo indígena, porque varios de sus amigos son Kichwas y ellos le han enseñado su cultura indígena que él admira mucho. Ilustrar fue “una forma de resistir”.

 

Antonia Berger

Es chilena, pero actualmente está estudiando en Escocia una maestría en Ilustración. Para ella es extraño no estar en Chile en los momentos de las masivas protestas. Considera que las redes sociales son de gran ayuda para poder difundir lo que está sucediendo y también ha sido su forma de aportar, a la distancia. Dibuja pájaros, porque Chile no está en guerra. Quiere visibilizar con esto muchas protestas pacíficas, y también sacar una sonrisa. Antonia relata que se identifica con el pájaro de su ilustración por que canta y grita “cuando es una opinión clara no quiero asociarlo con una persona, ya sea, mujer, hombre, o alguien de alguna etnia en específico”. Para Antonia durante las protestas en Chile se generaron redes de apoyo entre ilustradores e ilustradoras que comparten sus trabajos y gracias a esto, las ilustraciones han llegado a tener un impacto en la política.

 

Pablo Luebert

Ilustrador hace diez años y filántropo chileno, relata que la inspiración para sus ilustraciones surge de la indignación, de la injusticia, de la desigualdad y de la violencia que vive Chile. Pablo menciona que realiza este tipo de ilustraciones porque lucha contra la opresión y la injusticia. “Tengo mucho que decir y las palabras no me alcanzan con lo que digo en mis post’s”.

 

 

Pablo Puente

Arquitecto ecuatoriano. Encontró la inspiración ideal en la fotografía de David Díaz, tomada en las calles del Centro Histórico de Quito en la que se mira a una mujer indígena, sin armas, con una mascarilla y la vestimenta tradicional en medio de una nube de humo, producto de las bombas lacrimógenas. Pablo asegura que aquella fotografía es una de las mejores que vio de las manifestaciones. Lo que a él más le gusto es el lugar en el que se desarrolla la acción: el Centro Histórico. Pablo relata que para él aquel lugar es el ideal para las protestas como ha sucedido desde la colonia. Como arquitecto, considera que la belleza de la arquitectura del Centro va más allá de una pared o una vereda en un post. “Aquellos lugares estáticos para ser bellos deben poseer vida, como sucede con la protesta social. Si en estas dinámicas se usan las veredas para la protesta social es porque el Centro Histórico está vivo”, afirma. Para Pablo la arquitectura es política, el arte es político y en estas manifestaciones la mujer, que se mira en la fotografía, se hizo valer como una figura política.

La fotografía de  David Díaz  ha sido recreada a través de la pintura y la ilustración por varios artistas. Las siguientes dos ilustraciones circularon a través de nuestra retina. Las autores o autoras no pudieron ser identificados hasta el cierre de este artículo.

 

Roberto Ortiz

Diseñador gráfico, desde la ciudad de Cuenca miró lo que ocurría con la protesta social. Relató para Wambra.ec lo impotente que se sentía al no poder salir a manifestarse, pues se considera “malo para aguantar el gas” y reconoció que la ilustración era su manera de resistencia. Asegura que se sentía indignado y resolvió que no podía quedarse quieto y decidió mostrar lo que sucedía. A pesar de las manifestaciones que pasaron en Cuenca, le llamo la atención la precariedad con la que muchos quiteños y quiteñas se defendían. “Vi la precariedad con la que las personas arriesgaban su vida con cartones y banderas contra el armamento de la policía, me pareció crudo”, recuerda Roberto.

                                                                                                          

Francisco Galarraga

Quiteño que se dedica a pintar, ilustrar y diseñar. Para Francisco, la ilustración es un tipo de explicación visual y estética de algo en particular. Le parece importante resaltar la individualidad de las y los manifestantes en los movimientos sociales. “Cada manifestante es único, especial y tiene sus propios motivos para marchar”, relata Francisco. Considera que su arte es figurativo. Le gusta resaltar la complejidad del rostro, los colores y el naturalismo. Busca que sus ilustraciones sean un registro gráfico del momento. Relató para Wambra Ec.  que durante las manifestaciones ocurridas en Quito, salió con su cámara a las calles, tomó fotografías e ilustró a las personas que para él fueron son únicas por su presencia y su actitud.     

 

 

¿Cuál es la imagen que se quedó en tu memoria de las protestas?

Comentar