Tiempo de lectura: 2 minutos

ENTREVISTA

Valeska Chiriboga: “Si las autoridades que tienen la capacidad de denunciar hechos como la violación, son los que las perpetran, las escuelas no son espacios seguros”

 

Publicado 04 de mayo de 2022

 

Valeska Chiriboga, coordinadora del Observatorio Paola Guzmán Albarracín, mencionó que, frente a la denuncia de violación de una estudiante del Colegio Dillón, se suele decir que en el país no hay herramientas, no hay protocolos cuando no es así. Ecuador es uno de los países de América Latina que tiene reconocidos en la Constitución varios artículos en materia de derechos sexuales y reproductivos para las niñas, adolescentes y mujeres;

El país también cuenta con la sentencia de Paola Guzmán Albarracín, dada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Esta sentencia según Chiriboga, es histórica pues reconoce que la educación sexual es parte de la educación y no podemos hablar del derecho a la educación, si no hay educación sexual integral.

Lo suscitado en el colegio Dillon da cuenta de cómo los protocolos se aplican de manera escueta y se trata de posicionar la capacitación al personal educativo, sin embargo, es evidente que el trato y el posicionamiento de la educación sexual no es integral y por eso se siguen viviendo hechos como los que vivió Paola en el 2002.

Según Chiriboga en cuanto la estudiante que denunció que fue violada por el chofer del transporte escolar del colegio Dillon, las autoridades debieron separar al agresor de la víctima. Señaló, además, que a pesar de que la agresión no fue dentro de un aula o del colegio, el transporte es una actividad conexa a las actividades educativas. También la institución debió denunciar y atender debidamente el caso.

El Observatorio Paola Guzmán Albarracín fue creado “a partir de las organizaciones demandantes” del caso. Su objetivo es visibilizar y dar a conocer el cumplimiento de la sentencia y las medidas de no repetición, porque estas con las que garantizan que no se repitan los mismos hechos que vivió Paola.

Tras la sentencia, el Estado Ecuatoriano todavía tiene pendiente cuatro medidas de no repetición, que tiene que ver con la implementación de educación sexual en las mallas curriculares, mecanismos y protocolos claros y campañas de sensibilización.

Mira la entrevista completa: